La abuela de Lanzarote cumple 104 años

23/08/2018

Margarita Barrera abrió por primera vez sus ojos en agosto de 1914, en pleno inicio de la Primera Guerra Mundial, una época difícil también para la sociedad canaria, que dependían de un poder adquisitivo muy bajo. Esta lanzaroteña es ya memoria histórica de la isla, y sus vivencias engloban una dictadura, varias crisis económicas, la creación de la Unión Europea y la llegada de internet, entre otros grandes acontecimientos. Ahora, con 104 años, la isla le rinde homenaje.

ETIQUETAS:

Margarita Barrera nació en 1914 en el municipio lanzaroteño de Haría, aunque posteriormente se trasladó a la capital, donde actualmente reside con su familia «tan radiante y feliz como siempre», según han manifestado algunos vecinos.

El éxodo del campo a la ciudad a mediados del siglo XX era común entre los isleños que buscaban mayores oportunidades de empleo y propició un considerable aumento de la población en el puerto. Especialmente los barrios de Arrecife fueron creciendo por oleadas de nuevos residentes. Barrera fue, de hecho, la propietaria de primera vivienda fabricada en el barrio de Altavista, donde aún hoy se dice que era el lugar donde daban a parar todos los migrantes de Haría.

Con motivo de su 104º aniversario, la isla ha querido rendirle homenaje a toda una vida. El alcalde de Haría, Marci Acuña, que acudió acompañado de la edil del área de Mayores, Auxiliadora Fernández, manifestó su intención de «seguir con la tradición de compartir fechas tan señaladas, como es la celebración del centenario de nuestros vecinos y vecinas».