«Felicidades César, allá donde estés»

24/04/2019

El Auditorio de Los Jameos del Agua acoge la gala del centenario de Manrique

El Cabildo de Lanzarote dio este miércoles el pistoletazo de salida a los actos de celebración del centenario del nacimiento de César Manrique, con un acto institucional en Los Jameos del Agua que estuvo cargado de emotividad y simbolismo, con continuas alusiones al universo creativo del artista, a su isla y sus paisajes y a las personas que rodearon al creador a lo largo de su vida.

El acto tuvo lugar justo el mismo día en el que el artista universal hubiera celebrado su primer siglo de vida. De hecho, la gala se planteó como una fiesta que congregó en el Auditorio de este emblemático Centro Turístico, a sus familiares, como su hermano Carlos, y sus sobrinos, junto a centenares de invitados, con representantes del mundo de la cultura, la música, el arte y la política de todo el archipiélago.

Entre otras autoridades estuvieron presentes el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo; la presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias; y el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, además de otras autoridades civiles y militares. En un ambiente de emoción contenida, la gala fue presentada por la periodista lanzaroteña Yara de León, y retransmitido en directo por la Televisión Canaria.

En los aproximadamente noventa minutos que duró el homenaje, no faltaron la música, y los montajes audiovisuales, acompañados de testimonios de algunos de los amigos, colaboradores y personalidades que conformaron el universo que rodeó al artista durante toda su vida; así como imágenes de paisajes, rincones y espacios de la isla que sirvieron de inspiración al genio.

Como parte del homenaje institucional, el primero en intervenir fue Pedro San Ginés, que desplegó un breve pero afectivo discurso en el que hizo un recorrido de lo que Lanzarote supuso para César, y a la inversa. Un repaso por la evolución que juntos han experimentado durante todos estos años, con hitos como el nacimiento de la primera desaladora de agua en 1964, hasta lograr lo que denominó «el milagro de la isla», con su despegue económico. Un milagro, que solamente fue posible gracias a la colaboración del artista con el Cabildo, presidido en esos años por el gran amigo de César, José Ramírez Cerda (de quien el 15 de abril se celebró también su centenario) y el propio César. Todo ello sin olvidar a las personas que también hicieron posible este milagro, colaboradores y amigos con nombre propio como Jesús Soto, Luis Morales o Gerardo Fontes, y la aportación indispensable de los trabajadores del Cabildo.

En las palabras de San Ginés no faltaron alusiones al desencuentro con la Fundación César Manrique (FCM), con motivo de la organización de este centenario, y a «la legitimidad» que como institución le corresponde al Cabildo para encabezar dicha celebración, como heredera de un legado que es patrimonio de todos los lanzaroteños, según dio a entender el presidente insular.

También hubo ocasión de escuchar a Fernando Clavijo, con unas breves palabras cargadas de emotividad, para destacar la universal aportación y la contribución de Manrique para situar a Canarias en la cima de la cultura del siglo pasado.

En el acto se contó, además, con el sobrino de César, Eduardo Manrique, que relató el día especial que tuvo la suerte de vivir en Nueva York con su tío; con las cantantes locales Beni Ferrer y Rosana, con el timplista Alexis Lemes y con el guitarrista Adríán Niz, que cerraron el homenaje con Wath a Wonderful World, de Louis Armstrong.