«Es hora de poner al día la tunera»

24/07/2018

El catedrático Manuel Blasco Ruiz expone las ventajas de negocio e I+D que ofrece la tunera y sus frutos y reivindica el potencial de la isla para competir con las potencias en este sector

ETIQUETAS:

Según este estudioso de las propiedades de la tunera, Lanzarote está en disposición de aprovechar su potencial con esta especie y competir de tú a tú con las grandes potencias como México, Italia, Israel, Túnez, Egipto o Turquía, que ya sacan todo el partido a esta planta.

Según recuerda Manuel Blasco Ruiz (Catedrático de Biología Animal de la Universidad de Extremadura) la isla cuenta con cuatro siglos de conocimiento y explotación de este especie, traída de América, y más de 150 años de explotación de la cochinilla, lo que da una experiencia que sirve de base para explorar y obtener otros recursos que ofrece esta fantástica planta.

Según Blasco, Lanzarote debe ponerse al día y extraer la máxima riqueza de esta especie, cuyas aplicaciones al mundo de la industria, la agricultura son múltiples. Entre otras, además del carmín natural, los colorantes y otras aplicaciones para la cosmética, destacan en el sector primario, los usos alimentarios como las mermeladas, los licores, los zumos o los colorantes alimentarios. Su uso para elaboración de repostería está muy extendido en bizcochos, tartas y otros dulces y la isla debería contar con una denominación de origen, que debería ser explotada turísticamente.

El sector alimentario ya hay varias empresas que explotan la producción de mermeladas y licores con gran éxito.

En el sector secundario, las aplicaciones industriales son múltiples, en el caso de la penca seca, su uso para fabricación de paneles aislantes o en la industria ornamental y de joyería. Por ejemplo, en México o Israel, se usa para una vez bañada en oro o plata fabricar platos y loza ornamental.

También es una garantía la explotación del colorante alimentario E-162, y este colorante está en condiciones de competir y triunfar frente a otros colorantes químicos, además de los usos cosméticos.

En el sector terciario y la gestión medioambiental, la tunera es un gran aliado para combatir la erosión y la desertización. Así, explica el experto, que Felipe IV ya la introdujo en el Mediterráneo de forma extensiva, además de que absorbe metales pesados. Otro importante uso es para la fabricación de piensos para el ganado, incluso combustibles.