El vino sigue al alza con otra bodega en Femés

02/04/2019

Un nuevo emprendedor de Yaiza se anima a entrar en el negocio vitícola y prepara la salida al mercado de una producción próxima a las 40.000 botellas en la próxima cosecha, bajo el paraguas del Consejo Regulador

ETIQUETAS:

El sector del vino en la isla está en plena expansión y no deja de crecer. Si hace apenas unos meses se daba a conocer la inminente irrupción en el mercado de la que será en poco tiempo una de las cuatro grandes bodegas de la isla -de la mano del empresario local Domingo Cabrera, bajo el nombre de Bodegas Tierra Virgen, en pleno paisaje de La Geria-, en esta ocasión llama la atención el proyecto vitícola de otro emprendedor nato como es Fernando Reyes.

El proyecto de Reyes resulta novedoso porque por primera vez pretende lanzar una bodega en el núcleo sureño de Femés (Yaiza), tierra de buenos quesos, de fuerte tradición ganadera y agrícola, pero con una escasa vinculación con el mundo del vino. Sin embargo, su promotor, policía local de Arrecife en excedencia desde hace treinta años y que hasta ahora se había dedicado al sector del transporte; de golpe y porrazo ha optado por vender su maquinaria y apostarlo todo al negocio de la viticultura y producción de vino.

Aunque ya tiene alguna experiencia en la elaboración de vino, no obstante lleva años cosechando viñas y produciendo sus propios caldos de forma artesanal -aunque con una producción de apenas 2.000 litros-, su pretensión es la de entrar de en el sector, con todos los requerimientos del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, en cuanto a etiquetado y embotellado de sus caldos, y con la expectativa de irrumpir en el mercado con una tirada para esta misma añada cercana a los 40.000 botellas.

En su caso, Reyes, que es un emprendedor nato, pues aparte del negocio de camiones que ahora abandona, cuenta que siempre ha estado ligado a otros proyectos, como la puesta en marcha, junto a su hermano Jorge, de la famosa Quesería de Femés, una de las industrias artesanales con mayor tradición quesera de la isla; y a la cría de cabras que a su vez surtían a esta industria quesera.

También lleva muchos años dedicado a la agricultura, sobre todo al cultivo de papas, con cosechas cercanas a los 25.000 kilos; y a la puesta en marcha de una tienda de productos de la tierra de gran tradición en el mismo Femés. Su idea es cultivar parte de sus tierras para cultivo de viña en Femés y en La Geria y adquirir parte de la uva a otros viticultores de zonas cercanas.