El TSJC avala el desarrollo del Plan Playa Blanca

01/07/2019

La Sala rechaza anular el planeamiento de Yaiza y salva el uso del suelo

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha desestimando el recurso presentado por la Fundación César Manrique (FCM) para que se anulara el Plan General de Yaiza aprobado en 2014

y ha dado la razón al Ayuntamiento y a los propietarios de los sectores UA1 y 2 del Plan Parcial Playa Blanca.

El acuerdo impugnado aprobó el establecimiento del sistema de ejecución privada por compensación, el proyecto de urbanización, la adjudicación a los promotores de la iniciativa de gestión y ejecución de dichas unidades de actuación, y los estatutos y bases de actuación de la futura junta de compensación.

La FCM pidió la anulación de dicho acto por entenderse contrario a derecho, alegándose que incumplía las sentencias que anulaban el primitivo proyecto de compensación. La Sala en este caso mantiene el criterio del Juzgado de lo Contencioso y desestima la pretensión de la FCM por la que alegaba incumplimiento de la sentencia dictada años atrás que anuló este Plan Parcial, ya que para ello existe el cauce de la ejecución.

El TSJC avala la reparcelación económica, en virtud del artículo 86 de la Ley de Ordenación del Territorio de Canarias, y recuerda que la recurrente no invoca el incumplimiento de los preceptos de este artículo, sino que se limita a señalar que como el plan antiguo fue anulado y lo edificado carece de título legal, no se puede reparcelar económicamente, sin justificar en precepto legal alguno dicha prohibición.

El Tribunal considera decisivo el que el Plan General de Yaiza prevé un número de camas inferior al que se recoge en el Plan Insular de Lanzarote, hoy aún vigente.

La sentencia desestimando el recurso de la FCM recoge que a excepción del sector de Plan Parcial Puerto Calero 2, que queda condicionado a lo que finalmente resulte del informe de Costas, en lo que se refiere a los otros dos sectores de Playa Blanca y acceso a Playa Blanca, se puede ver en las fotografías aéreas, que se cumple con el artículo 52.2 del Texto Refundido 1/2000, pues se aprecia la continuidad respecto de los terrenos urbanos.