El Seprona denunció de forma errónea que Stratvs era un BIC

13/02/2020

Los agentes se ratifican en las denuncias hechas en su día, aunque algunas obras ya son legales; y califican la instalación como una industria, pero reconocen que otras de La Geria también lo son

El juicio contra la bodega Stratvs sigue su curso y este jueves tocó el turno entre otros a cinco agentes del Seprona (Servicio de Protección de la Naturalaza de la Guardia Civil), citados todos ellos por las acusaciones, que se ratificaron en sus denuncias de los años en los que la bodega estaba bajo la lupa del Juzgado.

Durante la intervención de varios de ellos, a preguntas de la Fiscalía y la acusación popular, se refirieron a las obras de reconstrucción de la antigua casa próxima a la bodega, a la inspección de l sistema de evacuación de aguas y a otras irregularidades denunciadas, las cuales llevan ya años archivadas.

Llamó la atención el convencimiento de los agentes de que la casa histórica que se reconstruyó por el promotor, incluso la zona del entorno de la bodega, estaban protegidas por un Bien de Interés Cultural (BIC) o por el Catálogo de Bienes de Yaiza, y así lo denunciaron en su día, hasta que en el turno de preguntas de los letrados de las defensas aclararon que no era, ni es aún hoy BIC, pues solamente se había incoado en esos años un expediente que nunca culminó, sino que no el inmueble nunca estuvo en ningún catálogo.

Cuando los agentes relataron que en una de las inspecciones se llevaron a cabo varias catas comprobando que los muros no eran originales, sino que habían sido reconstruidos por completo con bloques y cemento, de nuevo en el turno de los letrados de las defensas se aclaró que al no haber ningún tipo de protección sobre el inmueble o el ámbito de la casa los bloques y el cemento, podían ser utilizados, dado que el estado de la casa era de semirruina.

Se ratificaron en sus denuncias contra un belén que en su día se hizo en la bodega, y cuya denuncia fue archivada por la Apmun, que incluso elevó una queja contra la actuación de los agentes; y por las obras del aparcamiento frente a la bodega, donde denunciaron excavaciones de varios miles de metros, y cuyas obras acabaron legalizadas.

Preguntados si la bodega es una industria, señalaron que a su juicio sí, por las dimensiones de las tolvas de vino, aunque reconocieron que muchas otras bodegas de La Geria también lo son, al tener idénticos depósitos y maquinaria y también realizan actividades de tienda, restaurante y actos culturales, como hacía Stratvs antes de procederse a su cierre.

La vista se retomará la semana que viene, de nuevo en Arrecife.