El sector pesquero se reinventa

09/05/2017

Aunque con un retraso de tres años, la asociación de desarrollo rural de Lanzarote, Aderlan, repartirá casi 600.000 euros de fondos europeos entre los proyectos del sector pesquero que concurran a las ayudas. El diagnóstico de la situación propone medidas concretas en interpretación de normativa, lucha contra el furtivismo o diversificación económica.

La estrategia de desarrollo local participativo para Lanzarote, en el marco de los fondos europeos marítimo y de pesca (FEMP), encargada por Aderlan a la empresa Atlántida Medioambiente, arrojó una visión certera sobre la situación del sector pesquero isleño, que recibirá 598.666 euros de Europa hasta 2020.

Los redactores de la estrategia, Marila S. Mederos y Juan Carlos Jiménez hacen hincapié en la novedosa metodología usada en el proceso participativo, «con tres mesas temáticas sobre políticas pesqueras, sostenibilidad y desarrollo y aspectos socioecioeconómicos» en las que se vieron inmersos en debates guiados «desde el minuto uno» todos los sectores, desde administraciones públicas a clubs de buceo, pasando por cofradías o pescadores deportivos.

Del intenso trabajo de campo se desprendió un diagnóstico en el que destacan fortalezas del sector lanzaroteño como «la calidad del producto, con un alto valor comercial; el potencial formativo y de investigación que ofrecen los departamentos de pesca de las dos universidades canarias, el Oceanográfico e incluso la Escuela de Pesca de Lanzarote; y la disposición del sector pesquero a diversificar su actividad, por ejemplo participando del turismo experiencial», apuntan los técnicos.

Respecto a las medidas propuestas, como respuesta a las debilidades detectadas, la estrategia propone educación en la legislación del sector «muy ambigua y abundante»; lucha contra la pesca furtiva «controlando el tallaje pero, sobre todo, los pesos»; implementación de programas I+D+I, «ya que actualmente se están usando programas c en base a datos que están obsoletos». Los redactores de la estrategia ponen como ejemplo el último estudio de fondos marinos que se ha hecho de la reserva marina del Archipiélago Chinijo «que data de 2006», si bien el Cabildo prevé realizar otro estudio «como herramienta para poder legislar en la zona».

En las mesas de debate, se detectaron «sin diálogo previo» un total de 17 necesidades comunes en los variados sectores que componen el sector pesquero y marítimo.