El proyecto del monumento para César Manrique queda congelado

07/04/2020

Los impulsores de la idea acuerdan aplazar la iniciativa sin una fecha fija, al considerar que en las actuales circunstancias seguir recaudando dinero e inaugurar la escultura no es un tema prioritario

c. de inza / arrecife

La directiva de la asociación sin ánimo de lucro constituida para impulsar la iniciativa de erigir un monumento en homenaje a César Manrique, creada en 2018, ha acordado, ante la actual situación de crisis sanitaria y el parón que sufre la economía en todos los sectores, congelar la idea sin fecha fija, hasta que se vaya aclarado el actual panorama de incertidumbre.

Según ha explicado uno de los impulsores de esta idea, el doctor Alfredo Matallana, «el proyecto se paraliza por un tiempo, pero no se suspende, solamente hemos valorado la actual situación y hemos concluido que dadas las actuales circunstancias que la iniciativa no es algo prioritario y es mejor esperar a que pase un tiempo y se vaya aclarando el complejo panorama actual en el que nos encontramos».

La decisión, como explica Matallana, es simplemente de «parada momentánea, no sabemos por cuánto tiempo, aunque tampoco hay prisa, porque ya digo que inaugurar la escultura no es algo esencial, puede esperar y ya se hará cuando la situación mejore. Es algo que iremos viendo con el paso del tiempo», añade este promotor del monumento en honor a César, a la vez que deja claro que «esto no supone en absoluto que se pierda el entusiasmo por culminar la iniciativa».

24 de abril, fecha clave. Ello significa, por tanto, que el objetivo que inicialmente se habían impuesto los promotores de la idea de inaugurar la escultura el próximo 24 de abril, coincidiendo con la fecha del nacimiento de Manrique, hace 101 años, tampoco podrá cumplirse. No solo por el estado de alarma, sino por que se ha acordado también paralizar la recaudación popular de fondos que se inició en su momento para sufragar el proyecto.

«Se comprende que la actual coyuntura económica y social no aconseja seguir recolectando fondos cuando hay necesidades mucho más apremiantes y perentorias que acometer», aclara el artífice de la iniciativa. En principio, se ha financiado la misma con aportaciones populares, empresas y donantes particulares, algo más del 50% de la obra, a expensas de que consistorios y Cabildo hagan también sus aportaciones que en su día se comprometieron a realizar.

La decisión de paralizar el proyecto se toma, además, a pesar de que la escultura está prácticamente concluida y de que se han cumplido hasta la fecha todos los plazos que inicial inicialmente se habían establecido por parte de los que la promueven. Es decir, que tanto el escultor grancanario Manolo González, como la fundición Bronzo de La Laguna, a quien se han encargado las piezas de bronce, han ido cumpliendo con lo acordado.

En cuanto a la escultura en sí, el artista ha estado trabajando estos días en su taller desde casa en la última fase, en este caso las manos y el retrato del artista; una vez que el conjunto escultórico está ya prácticamente listo.

La directiva de la asociación sin ánimo de lucro constituida para impulsar la iniciativa de erigir un monumento en homenaje a César Manrique, creada en 2018, ha acordado, ante la actual situación de crisis sanitaria y el parón que sufre la economía en todos los sectores, congelar la idea sin fecha fija, hasta que se vaya aclarado el actual panorama de incertidumbre.

Según ha explicado uno de los impulsores de esta idea, el doctor Alfredo Matallana, «el proyecto se paraliza por un tiempo, pero no se suspende, solamente hemos valorado la actual situación y hemos concluido que dadas las actuales circunstancias que la iniciativa no es algo prioritario y es mejor esperar a que pase un tiempo y se vaya aclarando el complejo panorama actual en el que nos encontramos».

La decisión, como explica Matallana, es simplemente de «parada momentánea, no sabemos por cuánto tiempo, aunque tampoco hay prisa, porque ya digo que inaugurar la escultura no es algo esencial, puede esperar y ya se hará cuando la situación mejore. Es algo que iremos viendo con el paso del tiempo», añade este promotor del monumento en honor a César, a la vez que deja claro que «esto no supone en absoluto que se pierda el entusiasmo por culminar la iniciativa».

Ello significa, por tanto, que el objetivo que inicialmente se habían impuesto los promotores de la idea de inaugurar la escultura el próximo 24 de abril, coincidiendo con la fecha del nacimiento de Manrique, hace 101 años, tampoco podrá cumplirse. No solo por el estado de alarma, sino por que se ha acordado también paralizar la recaudación popular de fondos que se inició en su momento para sufragar el proyecto.

«Se comprende que la actual coyuntura económica y social no aconseja seguir recolectando fondos cuando hay necesidades mucho más apremiantes y perentorias que acometer», aclara el artífice de la iniciativa. En principio, se ha financiado la misma con aportaciones populares, empresas y donantes particulares, algo más del 50% de la obra, a expensas de que consistorios y Cabildo hagan también sus aportaciones que en su día se comprometieron a realizar.

La decisión de paralizar el proyecto se toma, además, a pesar de que la escultura está prácticamente concluida y de que se han cumplido hasta la fecha todos los plazos que inicial inicialmente se habían establecido por parte de los que la promueven. Es decir, que tanto el escultor grancanario Manolo González, como la fundición Bronzo de La Laguna, a quien se han encargado las piezas de bronce, han ido cumpliendo con lo acordado.

En cuanto a la escultura en sí, el artista ha estado trabajando estos días en su taller desde casa en la última fase, en este caso las manos y el retrato del artista; una vez que el conjunto escultórico está ya prácticamente listo.