El PIL conserva áreas y vicepresidencia

10/02/2018

El Partido de Independientes de Lanzarote (PIL) anunció ayer que se incorpora al pacto de gobierno del Cabildo, junto a CC y PP, disipando así los rumores de una moción de censura contra Pedro San Ginés. Los insularistas mantendrán las mismas áreas con su consejero, Manuel Cabrera, y también la vicepresidencia primera.

Arrecife

En concreto, el PIL acordó el jueves por la noche incorporarse finalmente al pacto de gobierno del Cabildo, cerrando así una crisis que se abrió el pasado 11 de enero, cuando el único representante de los insularistas, Manuel Cabrera, anunció su salida del grupo de gobierno, al sentirse «ninguneado» por Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP), que suscribieron un pacto sin contar con el PIL.

El consejo político del partido acordó en su reunión del jueves por la noche aceptar la última oferta de CC y PP para unirse al grupo de gobierno. De este modo, su representante en la institución seguirá manteniendo las mismas áreas que venía gestionando hasta antes de su salida (Empleo, Comercio y Nuevas Tecnologías) y, además, también seguirá conservando la vicepresidencia primera de la institución, en detrimento del PP, que al final accedió a renunciar a ella, tras recaer en Ángel Vázquez.

El acuerdo anunciado a última hora de la noche del jueves por parte de la dirección del PIL, va a suponer finalmente que el presidente electo de la institución, Pedro San Ginés, recupere la mayoría de gobierno (12 consejeros). De este modo se disipan los rumores que han circulado por la isla las últimas semanas, en torno a la presentación de una posible moción de censura, encabezada por PSOE, Podemos, Ciudadanos, Somos y PIL.

Los dirigentes insularistas reconocieron este viernes que antes de adoptar su decisión han venido manteniendo numerosas reuniones en los últimos días con las distintas formaciones con representación insular. Ello significa que hasta el último momento, el PIL no ha decantado la balanza en favor del actual grupo de gobierno, haciendo que la opción de una moción de censura contra San Ginés no fuera descabellada ni descartable. De hecho, el propio Cabrera, hace dos semanas, en el último pleno del Cabildo, escenificó la situación de minoría del grupo de gobierno.

También desde el PIL valoraron ayer sus dirigentes en su decisión de incorporarse al pacto formado por nacionalistas y populares, «la generosidad mostrada por todas las partes en la negociación para al final permitir que se haya alcanzado un acuerdo de gobernabilidad».