El paro se recortó en junio pese a irse a peor en tres municipios

04/07/2019

En conjunto oficialmente hay 10.672 residentes en situación de desempleo

Lanzarote cerró junio con una cifra oficial de 10.672 trabajadores en situación de desempleo (4.517 hombres y 6.155 mujeres), un valor que supuso rebajar en 172 afectados la cota al final de mayo, de manera que se coincidió con el resto del territorio canario en cuanto a reducción del paro. La rebaja del número de personas desocupadas estuvo influenciada por cuatro municipios, caso de Arrecife, San Bartolomé, Teguise y Yaiza; mientras que jugaron en contra los municipios de Haría, Tías y Tinajo, donde el paro subió, haciendo así inviable alcanzar la cota de agosto de 2018, la mejor en años, con 10.574 trabajadores en busca de una ocupación.

Fue en Arrecife donde el desempleo se redujo en mayor medida, 124 casos en concreto, para cerrar la capital el pasado mes con un total de 5.623 trabajadores desocupados. En Yaiza se logró rebajar el valor de abril en 45 casos, para acabar junio con 900 parados; mientras que en Teguise la reducción fue de 19 casos, para un recuento final con 1.122 parados; y en San Bartolomé fue de 10 casos, para cerrar con 1.203 demandantes de un puesto laboral.

En Tinajo fue en junio donde el paro tuvo peor comportamiento, con repunte de 15 casos, para un total de 387 desempleados. Fueron 7 casos más en Haría, para llegar así a 335 parados; mientras que en Tías se subió el registro global en 4 casos, para cerrar el mes de mayo en suelo sureño con 1.102 parados.

Por otro lado, cabe apreciar que en junio se rubricaron entre los siete municipios un total de 5.647 contratos laborales, entre acuerdos indefinidos y temporales; siendo este valor en particular el mejor apunte mensual de todo lo que va de año. El dato, eso sí, quedó por debajo del registro de contratos laborales del sexto mes de 2018, si bien en consonancia con una circunstancia también apreciada con los meses previos.

Sumado el primer semestre, en Lanzarote se concretaron 32.592 acuerdos laborales, vistas todas las modalidades reconocidas a nivel oficial, con una merma de casi 1.900 contratos en relación a la primera mitad de 2018.