El nuevo PIOL prevé el entorno de Las Caletas para energías limpias

04/09/2019

El texto redactado en la etapa de Marcos Bergaz, como consejero, asumió la propuesta del equipo redactor de dejar esta franja de suelo como estrategia para industria fotovoltaica y eólica

El documento del Plan Insular de Ordenación (PIOL), listo y cerrado para su tramitación desde octubre de 2017, prevé como suelo estratégico para uso de instalaciones de energías limpias, como plantas fotovoltaicas y eólicas, la franja de suelo cerca de Las Caletas y Costa Teguise.

La propuesta de destinar este suelo para este uso futuro corrió a cargo del equipo redactor del José María Ezquiaga. Y en principio todos los partidos, colectivos y entidades consultadas no dijeron nada en contra. Es más, la propuesta se asumió y fue incluida en el documento que quedó redactado y listo para su tramitación en octubre de 2017. Dicho documento se elaboró siendo consejero de Política Territorial el socialista Marcos Bergaz, con Pedro San Ginés como presidente del Cabildo y desde entonces el texto no se ha modificado.

Los motivos para dejar este suelo, de unos 40.000 metros cuadrados, para este uso destinado al desarrollo de energías limpias, se deben a que se trata de un territorio considerado como rústico, tal y como exige la actual Ley del Suelo, pero cuyo uso no sea de aprovechamiento agrario. Es decir, son aquellos suelos llamados técnicamente ARE, que ahora reciben la denominación de rústicos de protección común, y anteriormente se denominaban rústicos de protección residual. Son suelos residuales y que suelen utilizarse para dotaciones de instalaciones eléctricas o de energía, al ser suelos rústicos deteriorados, que pese a ello no pueden urbanizarse.

Otra de las razones por las que se propuso destinar este suelo al futuro desarrollo de energías renovables era que esta bolsa de suelo se queda en medio de Costa Teguise, por debajo, en la zona industrial estratégica como ampliación del puerto de Arrecife que plantea el PIOL. Y por arriba de Tahíche y la zona industrial prevista en el Plan General de Arrecife. Además se eligió para evitar mayor impacto en suelos rústicos aislados, por la apertura de nuevos accesos o redes de evacuación que habría que llevar a más distancia.

En concreto, la zonificación del suelo donde se pretende instalar una primera planta fotovoltaica se denomina Bb ARE 2.1 (área de recualificación económica) que permite la implantación de energía renovable, tanto eólica, como fotovoltaica, además de los ARE 2.1 en Guime, Arrecife y Llano Costero.

Pese a estos motivos, hora el Cabildo haya comunicado a la Dirección General de Energía del Gobierno de Canarias, un informe negativo sobre la pretendida instalación de una planta fotovoltaica en este suelo, con una inversión de 905.111 euros, 3.226 paneles fotovoltaicos y ocuparían 16.000 metros cuadrados. Para el actual grupo de gobierno del Cabildo, el proyecto no puede considerarse de interés general, pese a que el Gobierno canario lo tramita por esta vía, y alega que, según informes propios de la primera Corporación, afecta a especies y patrimonio protegidos.