El informe encargado sobre la avenida se inclina por la apertura

02/07/2019

La alcaldesa de Arrecife encarga a Obras, Tráfico y Movilidad que elaboren sus conclusiones sobre las necesidades de adecuación de la vía, para abrir en uno o en dos sentidos, antes de otoño

ETIQUETAS:

c. de inza/ ARRECIFE

El informe solicitado por la alcaldesa de Arrecife, Ástrid Pérez, al técnico de movilidad del Ayuntamiento sobre la posibilidad de abrir de nuevo al tráfico la avenida Marítima sostiene que es factible esta opción, siempre y cuando se adopten otras serie de medidas que acompañen a esta decisión, como un plan de movilidad, reordenar el tráfico en la zona y una adaptación de las actuales condiciones de la calzada tales como la anchura.

El citado informe, que fue encargado por la nueva alcaldesa, Ástrid Pérez, para llevar a cabo una de sus principales promesas electorales durante la pasada campaña, ya está desde finales de la pasada semana en poder del grupo de gobierno, que ahora deberá decidir finalmente cómo se abrirá al tráfico rodado la vía.

Según las fuentes municipales consultadas, el informe ofrece varias opciones, todas enfocadas a la apertura al tráfico, sin que se contemple en ningún caso que la céntrica vía permanezca cerrada como hasta ahora.

lo más factible. Una de ellas es la de la reapertura al tráfico rodado en un sólo sentido, que parece la opción más factible, pero tampoco descarta que pueda abrirse en ambos sentidos, aunque en este último caso, habría que acometer obras de adecuación de la actual calzada de mayor calado, para la ampliación del ancho de la vía, que no reúne las condiciones para que se retome la circulación en los dos sentidos de la marcha tal y como se encuentra a día de hoy. También habría que acometer un cambio de la actual señalética, entre otras actuaciones, que propone el citado informe, tanto si se permite la circulación en uno o en ambos sentidos.

A la vista de las conclusiones que aporta el técnico de movilidad del propio Ayuntamiento al que se ha elevado la consulta, y cuyos resultados se darán a conocer con más detalle en los próximos días, la Alcaldía se decanta por proceder a la apertura, pero anticipa que ahora estudiará qué decisión se adopta contrastando otros informes técnicos, si finalmente la vía se abre en uno o en dos sentidos. De momento, nada se descarta, según informaron ayer las citadas fuentes próximas a la Alcaldía, salvo mantener el cierre.

En cualquier caso, la apertura al tráfico rodado de este emblemática vía, requerirá una reordenación del actual plan de tráfico en la capital y de las calles adyacentes, así como el correspondiente plan de movilidad. Por ello, la alcaldesa ya ha remitido el dictamen a los otros departamentos municipales implicados como Vías y Obras, Transportes y Movilidad u Tráfico, para que elaboren sus propios informes sobre las actuaciones que habría que acometer, desde cada una de las áreas consultadas. De este modo, la alcaldesa ya ha dado instrucciones a los citados departamentos para que trabajen en los correspondientes proyectos.

El informe solicitado por la alcaldesa de Arrecife, Ástrid Pérez, al técnico de movilidad del Ayuntamiento sobre la posibilidad de abrir de nuevo al tráfico la avenida Marítima sostiene que es factible esta opción, siempre y cuando se adopten otras serie de medidas que acompañen a esta decisión, como un plan de movilidad, reordenar el tráfico en la zona y una adaptación de las actuales condiciones de la calzada tales como la anchura.

El citado informe, que fue encargado por la nueva alcaldesa, Ástrid Pérez, para llevar a cabo una de sus principales promesas electorales durante la pasada campaña, ya está desde finales de la pasada semana en poder del grupo de gobierno, que ahora deberá decidir finalmente cómo se abrirá al tráfico rodado la vía.

Según las fuentes municipales consultadas, el informe ofrece varias opciones, todas enfocadas a la apertura al tráfico, sin que se contemple en ningún caso que la céntrica vía permanezca cerrada como hasta ahora.

Una de ellas es la de la reapertura al tráfico rodado en un sólo sentido, que parece la opción más factible, pero tampoco descarta que pueda abrirse en ambos sentidos, aunque en este último caso, habría que acometer obras de adecuación de la actual calzada de mayor calado, para la ampliación del ancho de la vía, que no reúne las condiciones para que se retome la circulación en los dos sentidos de la marcha tal y como se encuentra a día de hoy. También habría que acometer un cambio de la actual señalética, entre otras actuaciones, que propone el citado informe, tanto si se permite la circulación en uno o en ambos sentidos.

A la vista de las conclusiones que aporta el técnico de movilidad del propio Ayuntamiento al que se ha elevado la consulta, y cuyos resultados se darán a conocer con más detalle en los próximos días, la Alcaldía se decanta por proceder a la apertura, pero anticipa que ahora estudiará qué decisión se adopta contrastando otros informes técnicos, si finalmente la vía se abre en uno o en dos sentidos. De momento, nada se descarta, según informaron ayer las citadas fuentes próximas a la Alcaldía, salvo mantener el cierre.

En cualquier caso, la apertura al tráfico rodado de este emblemática vía, requerirá una reordenación del actual plan de tráfico en la capital y de las calles adyacentes, así como el correspondiente plan de movilidad. Por ello, la alcaldesa ya ha remitido el dictamen a los otros departamentos municipales implicados como Vías y Obras, Transportes y Movilidad u Tráfico, para que elaboren sus propios informes sobre las actuaciones que habría que acometer, desde cada una de las áreas consultadas. De este modo, la alcaldesa ya ha dado instrucciones a los citados departamentos para que trabajen en los correspondientes proyectos.

El informe del técnico de movilidad avisa que la apertura de la vía conllevará acometer una serie de actuaciones que lógicamente supondrán, si se abre el tráfico en dos sentidos, invadir parte de la acera actual o del parque, lo cual hace que la balanza se incline por permitir que el tráfico discurra en un único sentido. En este caso, se propone que se abra desde el sur dirección norte, desde la playa de El Reducto hacia el Charco, para facilitar la entrada del mayor número de vehículos.