El gobierno del Cabildo sopesa validar el PIOT solo con sus votos

14/07/2018

El redactor del documento volvió a presentar el texto a las patronales y otros agentes sociales, que ayer exigieron, junto al consejero del PIL, la aprobación para abrir el periodo de alegaciones

ETIQUETAS:

El grupo de gobierno del Cabildo que encabeza Pedro San Ginés planteó ayer abiertamente ante las patronales y otros agentes sociales, en presencia del redactor del Plan Insular (PIOT), José María Ezquiaga, la posibilidad de aprobar inicialmente el texto, con la mayoría del grupo de gobierno, en lugar de buscar un mayor consenso en la oposición, donde existe la certeza de que grupos como el PSOE votarán en contra.

En el grupo de gobierno, que integran CC, PP, PIL, y NC, saben con certeza que el PSOE y otras formaciones como Podemos y Somos, votarán en contra de la aprobación inicial, y en el caso de los socialistas, se interpreta dicho voto en contra como una estrategia de castigo, sin un motivo de fondo y realista para rechazar un documento en el que esta misma formación se ha implicado de lleno, ya que el último consejero de Política Territorial que reactivó y retomó la culminación del actual borrador fue el socialista Marcos Bergaz.

A su vez, también en el grupo de gobierno son mayoría los que apuestan por dar vía libre al planeamiento para que de una vez, después de diez años trabajando en el documento, en el que han participado en decenas de reuniones todos los partidos, asociaciones agentes sociales y colectivos, se permita que sea la sociedad en general la que realice su aportación en forma de alegaciones y para que se logre al fin avanzar en un texto que modernice el planeamiento de la isla, después de que el anterior Plan Insular de 1991 esté caducado hace dieciocho años.

Sin embargo, la voz más discrepante en el grupo de gobierno, con la solución de aprobar por mayoría el nuevo PIOT, sin buscar el consenso de la oposición, es la del propio presidente, Pedro San Ginés, quien ayer, después de lanzar a los asistentes a la reunión en el salón de plenos del Cabildo la pregunta sobre qué decisión tomar, señaló que por el hecho de tratarse de un documento de tanta transcendencia y que debe estar llamado a perdurar gobierne quien gobierne, es más sensato tratar de lograr los máximos apoyos.

Mientras, en el seno de Coalición Canaria la mayoría de voces apuestan por una aprobación inicial por mayoría, y que después se introduzcan en las alegaciones los cambios que sean necesarios, pero que al menos se avance. Idéntica idea expuso el integrante del PIL en el grupo de gobierno, Manuel Cabrera, y la mayoría de las patronales que pidieron desatascar ya el debate.