El Ejecutivo licita la primera fase del búnker de radioterapia

09/12/2019

La Consejería de Sanidad saca a concurso la obra por 2,2 millones de euros con la idea de que los trabajos empiecen en el primer trimestre de 2020. Teresa Cruz, consejera responsable, cree que si todo va bien la unidad estará en un año. Mientras, se buscará dotar de personal el servicio

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha sacado a concurso la primera fase de las obras de construcción de la Unidad de Oncología Radioterápica del Hospital Doctor José Molina Orosa. El anunció para la contratación de los trabajos se publicó pasado jueves 5 de diciembre en la Plataforma de Contratación del Estado, por un importe de 2.220.676 euros incluidos los impuestos. A partir de ahora, las empresas interesadas tendrán de plazo hasta el 8 de enero de 2020 para presentar sus ofertas.

El proyecto de la Unidad de Oncología Radioterápica de Lanzarote contempla la construcción de un búnker dotado de áreas de apoyo técnico y de uso del personal, dos consultas, salas de espera y área administrativa, que ocuparán una superficie útil de 400 metros cuadrados, de un espacio total construido de 538 metros cuadrados.

Se construirá junto a las dependencias administrativas de la Gerencia de Servicios Sanitarios, accesible para pacientes ambulatorios y estará bien conectada con el resto de dependencias del hospital José Molina Orosa. La consejera de Sanidad, Teresa Cruz Oval, avanzó ayer que esta licitación conllevará que los trabajos se inicien en el primer trimestre de 2020 si el procedimiento de contratación se completa dentro de los plazos habituales.

Cruz Oval resaltó que «en los últimos meses hemos dado un impulso considerable a esa unidad que necesita Lanzarote, trabajando sin vender humo» y recordó en un comunicado los 586 casos de cáncer diagnosticados en 2019 «y una franja, de entre 291 y 350, que requieren traslados al Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria para recibir radioterapia».

En ese sentido, la consejera de Sanidad matizó que «este servicio estará destinado exclusivamente para aquellos casos que no corren peligro», mientras que para aquellos pacientes que requieran de una intervención el Hospital Doctor Negrín, continuará siendo su centro de referencia, ya que «estamos hablando de una cuestión de seguridad, no de comodidad. En las isla no capitalinas hay que conjugar el recibir tratamiento lo más cerca posible con el elemento de la seguridad asistencial».

Como se recordará, la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias visitó en su primera visita a la isla el emplazamiento en el Hospital José Molina Orosa del búnker de radioterapia. Teresa Cruz aseguró que una vez se inicien las obras deberán terminar en 12 meses, aunque quiso mantenerse cauta al respecto del cronograma. «Pero a veces las obras las comienzas y por una razón u otra puede haber algún aplazamiento. Por el sufrimiento y por la demanda de los colectivos en relación a este servicio no quiero anunciar que efectivamente en esos 12 meses se va a concluir. Pero ese es el deseo y en ese camino está la Consejería», dijo este pasado lunes.

El otro escollo que tiene que resolver aún la Consejería es dotar esta futura infraestructura de especialistas. «La idea es tener suficientes especialistas para que ese servicio pueda ser una realidad. Por eso hemos hecho este esfuerzo titánico en estos tres meses para poder sacar adelante la Oferta de Empleo Público acumulada de 2016, 2017 y 2018. La semana pasada aprobamos la de 2019 por la que se van a crear 633 plazas de facultativos», subrayó Cruz. Otra de las opciones que se barajan es el traslado de especialistas entre hospitales de diferentes islas para que se pueda atender toda la demanda sanitaria canaria.