El cierre de Stratvs pudo evitarse a través de un acuerdo del suelo

11/01/2019

Los dueños del 5,5% de la finca, tras exigir la clausura cautela de la instalación, alegando delitos ecológicos, alcanzan un pacto y desisten ahora de ejercer la acusación en la causa penal

ETIQUETAS:

El empresario Juan Francisco Rosa, propietario de la bodega Stratvs, al que se piden hasta 21 años de cárcel por la construcción de esta instalación en La Geria, ha llegado a un acuerdo económico con la familia que le denunció por la construcción de la instalación, así como por varios delitos medioambientales, usurpación de suelo y otros posibles ilícitos, pendientes de dos causas penales.

El acuerdo ya ratificado ante notario se ha cerrado en tres fases distintas, una con cada uno de los tres herederos de esta familia que poseen un proindiviso, que supone el 16,5% del suelo de la finca en el que se construyó la bodega Stratvs.

En esta caso, Rosa abonará 80.000 euros a la familia de Domingo Negrín, otros 80.000 a la familia de Aureliano Negrín y otros 80.000 a la familia de José Negrín. En total, 240.000 euros, a cambio del 5,5% del proindiviso que posee cada uno.

En el caso de los dos primeros (Domingo y Aureliano) desde un inicio, según las fuentes consultadas, la construcción de la bodega no supuso ningún problema, aunque Rosa inició una acción civil por el 16,5% del suelo de los tres dueños y les propuso desde el primer momento comprar su suelo por 80.000 euros, los mismos que ahora abonará con este acuerdo.

En el caso de la familia Negrín Ramos, en ningún momento hubo acuerdo y el abogado de éstos, según las mismas fuentes, llegó a pedir a Juan Francisco Rosa hasta un millón de euros, cifra que después se rebajó a 600.000, a cambio de renunciar al 5,5% del suelo rústico de la finca de su propiedad de se proindiviso.

Tras varios intentos de acercamiento, y después de que en 2009 la bodega fuera denunciada en vía penal, la rama de los Negrín Ramos optó en 2013 por personarse en la causa como acusación particular. En este caso, su abogado acusó al empresario de un delito de usurpación, así como de delito ecológico, solicitando el cierre cautelar de la bodega por vertidos al subsuelo de La Geria, petición de clausura a la que se sumó la Fiscalía.

Esta clausura se decretó en diciembre de 2013, permaneciendo cerrada por espacio de casi cuatro años.

Ahora, con el acuerdo alcanzado por separado con cada una de las tres ramas de la familia Negrín, en el caso de los Negrín Ramos, denunciantes de vía pena, éstos se comprometen a desistir de ejercer la acusación particular, renuncia que se ha trasladado a la Audiencia Provincial de Las Palmas y al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Según fuentes próximas al empresario Juan Francisco Rosa, extraña que después de todo, los denunciantes del supuesto delito ecológico en La Geria ahora se olviden de éste tras el acuerdo económico alcanzado.

El empresario Juan Francisco Rosa, propietario de la bodega Stratvs, al que se piden hasta 21 años de cárcel por la construcción de esta instalación en La Geria, ha llegado a un acuerdo económico con la familia que le denunció por la construcción de la instalación, así como por varios delitos medioambientales, usurpación de suelo y otros posibles ilícitos, pendientes de dos causas penales.

El acuerdo ya ratificado ante notario se ha cerrado en tres fases distintas, una con cada uno de los tres herederos de esta familia que poseen un proindiviso, que supone el 16,5% del suelo de la finca en el que se construyó la bodega Stratvs.

En esta caso, Rosa abonará 80.000 euros a la familia de Domingo Negrín, otros 80.000 a la familia de Aureliano Negrín y otros 80.000 a la familia de José Negrín. En total, 240.000 euros, a cambio del 5,5% del proindiviso que posee cada uno.

En el caso de los dos primeros (Domingo y Aureliano) desde un inicio, según las fuentes consultadas, la construcción de la bodega no supuso ningún problema, aunque Rosa inició una acción civil por el 16,5% del suelo de los tres dueños y les propuso desde el primer momento comprar su suelo por 80.000 euros, los mismos que ahora abonará con este acuerdo.

En el caso de la familia Negrín Ramos, en ningún momento hubo acuerdo y el abogado de éstos, según las mismas fuentes, llegó a pedir a Juan Francisco Rosa hasta un millón de euros, cifra que después se rebajó a 600.000, a cambio de renunciar al 5,5% del suelo rústico de la finca de su propiedad de se proindiviso.

Tras varios intentos de acercamiento, y después de que en 2009 la bodega fuera denunciada en vía penal, la rama de los Negrín Ramos optó en 2013 por personarse en la causa como acusación particular. En este caso, su abogado acusó al empresario de un delito de usurpación, así como de delito ecológico, solicitando el cierre cautelar de la bodega por vertidos al subsuelo de La Geria, petición de clausura a la que se sumó la Fiscalía.

Esta clausura se decretó en diciembre de 2013, permaneciendo cerrada por espacio de casi cuatro años.

Ahora, con el acuerdo alcanzado por separado con cada una de las tres ramas de la familia Negrín, en el caso de los Negrín Ramos, denunciantes de vía pena, éstos se comprometen a desistir de ejercer la acusación particular, renuncia que se ha trasladado a la Audiencia Provincial de Las Palmas y al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Según fuentes próximas al empresario Juan Francisco Rosa, extraña que después de todo, los denunciantes del supuesto delito ecológico en La Geria ahora se olviden de éste tras el acuerdo económico alcanzado.