El Centro de Salud de Argana depende de encontrar suelo apto

16/11/2019

Sanidad descarta la parcela catalogada para uso médico, por la ubicación, y pide al Consistorio de Arrecife un acuerdo para lograr una alternativa

La construcción del Centro de Salud de Argana está a expensas de que haya un suelo público catalogado para usos médicos en un punto céntrico de la zona, según fuentes oficiales. Responsables de la Consejería de Sanidad y del Ayuntamiento de Arrecife desde agosto están barajando opciones, una vez que desde el Gobierno de Canarias se ha decidido descartar la parcela sanitaria ya calificada que existe en el barrio, por estimarse que carece de ubicación aceptable, por estar sita en un lugar muy periférico.

Así las cosas, se ha asumido por ambas parte que hace falta dar con un nuevo suelo. Los responsables sanitarios incluso ya tienen valorado un solar que podría ajustarse a los mínimos necesarios para construir el Centro de Salud de Argana, si bien aquí el obstáculo está en que se trata de una parcela de titularidad privada, con lo que para obtener la cesión, primeramente haría falta que el Consistorio capitalino negociara una posible permuta, acción que, al menos a priori, desagrada al grupo de gobierno que preside Ástrid Pérez.

Ante esta situación, está ganando enteros la posibilidad de hacerse empleo del pabellón cubierto, dispuesto en un punto neurálgico de la zona, una vez que se complete la obligada remodelación del inmueble, fuera de servicio desde marzo de 2013 por carencias estructurales severas. De hecho, los responsables de Sanidad ya han hecho inspección de los locales donde bien podrían instalarse algunas consultas médicas, eso sí, aceptándose que de manera temporal.

La posibilidad del pabellón, no obstante, no parece del agrado vecinal. Sirva comentar el comunicado sobre este respecto dado a conocer por parte el movimiento vecinal Argana Viva que encabeza Ana Balboa. «No entendemos cómo pretenden hacer un servicio de salud en tan sólo 200 metros cuadrados», se remarca en el texto trasladado a la opinión pública insular, donde se añade que «en nuestro barrio lo que hace falta es un Centro de Salud en condiciones», se remarca, «porque para tener un parche ya se nos está atendiendo en el Centro de Salud de Titerroy, hasta que nos pongan nuestro respectivo Centro de Salud digno».

Asimismo, por Argana Viva se cree que, por mucho que se quiera considerar «provisional» la utilización del pabellón, se podría correr el riesgo de no contar con una fecha de caducidad en cuanto al uso de este espacio.

Para garantizar que cualquier alternativa sea de poco tiempo, por parte de la alcaldesa, aprovechando que también es parlamentaria regional, va a pedir al Gobierno de Canarias que ajuste las cuentas del 2020, a bien de que en las mismas se incluya la ficha financiera necesaria para las obras de las nuevas instalaciones sanitarias, según se reconoció este pasado viernes a nivel municipal.

Entre Argana Baja y Argana Alta hay sobre 10.000 residentes.