El Cabildo señala que los Centros Turísticos le adeudan 10 millones

20/02/2020

La presidenta, María Dolores Corujo, culpa al anterior gobierno de CC de «irresponsable, al subir la cuantía del canon, y maquillar cuentas», poniendo a la empresa al borden de la insolvencia

El Cabildo ha informado este jueves, a través de una nota oficial de la Presidencia, que tras conocer la auditoría de cuentas de 2018 de la empresa pública de los Centros de Arte, Cultura y Turismo (CACT), presentada el miércoles por la noche al consejo de administración de la entidad, se constata que la empresa pública adeuda a la institución un total de 10 millones de euros, correspondientes al canon de los años 2017 y 2018, en la etapa de mandato de Pedro San Ginés (CC).

Tras darse a conocer dicha auditoría, la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, reaccionó ayer explicando que «lo único cierto, mal que pese, incluso, a los grandes gestores, es que los Centros hoy no pueden hacer frente a la deuda que arrastran desde que algún irresponsable decidió que el canon del Cabildo pasara de 1.7 a 5,5 millones de euros fijos, que no se han pagado en su totalidad en el ejercicios 2018 y nada en 2019, pero que son exigibles en cualquier momento, según las bases de ejecución presupuestaria del Cabildo de Lanzarote».

La presidenta también señala que a la citada deuda del canon hay que añadir, además, «la necesidad de justificar el Fdcan, que los anteriores gestores destinaron a proyectos que sólo se sostienen en los famosos Powerpoint. Nos engañaron a todos maquillando cuentas, cifras y resultados, y no pagando a sus acreedores para disfrazar la tensión de tesorería que sufría la entidad». Corujo también acusó al anterior grupo de gobierno de haber hecho hacer una gran campaña de mercadotecnia, «para confundir a la opinión pública, mientras lo único cierto es que los Centros Turísticos no pueden hacer frente a sus deudas a día de hoy».

En la misma nota de Presidencia del Cabildo se explica que durante la sesión del consejo de administración de la empresa pública de los CACT, celebrada con carácter urgente y extraordinario y con ausencia del representante de CC, Samuel Martín, «los consejeros accedieron a los informes de auditoría que explican que la deuda se generó básicamente, porque no se pagó al Cabildo de Lanzarote». Y se añade que «lo que es obvio es que si no pago, no gasto, y esto es lo que hicieron los defensores de lo público. Eso sí, en lugar de cuestionar ante la opinión pública la capacidad de los profesionales que han firmado estas cuentas, alguien debería explicar quién, por qué y para qué se varió la cuantía y exigibilidad del canon porque esa, y no otra, es la auténtica clave para entender por qué los Centros se encuentran en esta situación tan delicada».

Pese a esta situación complicada, la presidenta y el consejero delegado de la empresa, Benjamín Perdomo, han dicho este jueves que asumen «el reto de devolver la estabilidad financiera de la entidad, controlando el gasto y recuperando el objeto de los Centros, que es el de no invertir en proyectos que no tienen nada que ver con su esencia».