Dörffi cierra tras un año haciendo visible el arte contemporáneo

06/07/2018

El comisario de arte Adonay Bermúdez se declara «feliz de haber colocado la isla en el circuito profesional y pide a las instituciones que cojan el testigo, aunque «nunca ayudaron al proyecto»

La alegría duró poco en el sector del arte contemporáneo y Espacio Dörffi, el proyecto non profit (sin ánimo de lucro) del lanzaroteño Adonay Bermúdez, anunció ayer su cierre el próximo mes, cuando se clausure el actual montaje, Miss Mierda, de Bel Fullana, «una casualidad que me parece muy poética en estas circunstancias», comenta.

El comisario de arte, con un extenso currículum internacional, dice acabar esta etapa «feliz por haber conseguido situar a la isla en el circuito del arte contemporáneo, por haber removido en la isla este ámbito de la cultura y por mantener la buena praxis en el sector, ya que siempre hemos ofrecido mejores condiciones a los artistas que las propias instituciones locales».

Por Espacio Dörffi han pasado en apenas doce meses 32 artistas (18 mujeres y 14 hombres) y por Zona59 más de 60. Además, se ha llevado a cabo un programa de residencias, talleres, conferencias, presentaciones, intervenciones en la fachada y convenios con instituciones nacionales e internacionales, entre ellas la FCM «única de la isla que desde el primer momento ha promocionado y defendido el proyecto, no ya con dinero, sino enviándonos a personalidades del arte contemporáneo al espacio», explica Adonay.

Sin embargo, la relación con las administraciones públicas de la isla ha sido mucho más distante, por no decir inexistente. «Han sido cuatro personas, entre técnicos de Cultura, consejeros y concejales, las que han visitado Dörffi, en el caso de los cargos públicos una sola vez», recuerda Adonay, que siempre ha intentado interactuar con las instituciones. «he tenido la sensación de que las entidades públicas no saben relacionarse con este tipo de proyectos que, al ser privados, ven erróneamente como negocios, cuando en realidad Dörffi se ha costeado con los ingresos de las ventas y mis propios recursos», dice.

Bermúdez dice estar muy emocionado por la reacción del sector artístico ante el cierre. El director de ABC Cultural, Javier Díaz Guardiola lo ha calificado de «triste noticia» y el presidente de la asociación de artistas visuales de Canarias, Leopoldo Emperador, se solidariza desde AICAV con Dörffi, alegando «los mismos problemas de incomprensión» de este tipo de proyectos. Además, se han pronunciado comisarios, artistas y directores de galerías de todo el país.

Adonay dice contemplar esta etapa que se cierra como «un proyecto en el que llegas, revolucionas algo y te marchas, dejando una estela». Espera que las administraciones recojan el testigo porque, asegura, el espacio de Maneje «ha sido uno de los poquísimos que ha visibilizado la obra de los artistas locales». El comisario vuelve, ahora, a su oficio.