Denuncia al colegio de Tahíche por acoso a su hija e inatención clínica

23/10/2019

La madre de una alumna traslada a la Guardia Civil que los responsables del centro educativo no la llamaron cuando su hija se golpeó, empujada por otro alumno, y pese a tener una patología

La madre de una alumna de quinto curso de primaria del colegio César Manrique de Tahíche ha denunciado al centro escolar, ante la Guardia Civil, por un doble motivo; al no ser avisada después de que su hija se cayese y se golpeara en la cabeza, pese a estar advertidos en el centro de que la pequeña tiene una patología que le produce un problema de coagulación, y «por no haber tomado en serio las reiteradas quejas» hacia otro menor compañero de clase de la niña por un supuesto caso de acoso escolar hacia la pequeña.

Según el relato de la madre sobre lo sucedido, y tal y como se hace constar en la denuncia, el pasado viernes 18, su hija se cayó en el colegio, sobre las 9.30 horas, después de que otro alumno, le retirara la silla, dándose un golpe en la cabeza que le ocasionó una pequeña herida.

Según consta en la denuncia por escrito presentada por la madre ante el inspector general de Educación, y ante la Comandancia de la Benemérita de Costa Teguise, en el centro nadie avisó a los padres para comunicarles el incidente, a pesar de que estos ya habían advertido reiteradamente a los responsables del colegio del riesgo que podría correr la niña si se daba un golpe, a causa de dicha patología. De hecho años antes habían aportado al centro un certificado médico que advertía de dicha patología.

Horas después, de la caída, señala la madre en sus respectivos escritos, cuando llega a casa sobre las 17.00 horas se encuentra a su hija tendida en la cama con un fuerte dolor de cabeza, por lo que acude con la menor al centro de salud para ser valorada por su pediatra, el cual extiende un parte de lesiones, con el que acude a la Guardia Civil para interponer la correspondiente denuncia.

El enfado de la madre es doble, por una parte porque entiende que «el colegio no se ha tomado en serio la situación vivida por su hija con dicho alumno, ni tampoco se ha tenido en cuenta salud de su ésta a pesar de tener conocimiento en el colegio de su situación clínica, y no en una ocasión, sino en varias». Sin embargo, ayer fuentes de la Consejería señalaron que en el centro se examinó a la pequeña, se le aplicó hielo en la cabeza y al ver que se encontraba bien no se adoptaron más medidas.