Cuatro policías, heridos en una persecución

16/02/2018

Cuatro agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Arrecife resultaron heridos tras perseguir a los dos presuntos ladrones de un turismo que condujeron de forma temeraria y poniendo en riesgo a varios peatones por las calles de Arrecife. Los detenidos robaron el coche de un garaje de Teguise y huyeron a toda velocidad hasta la capital lanzaroteña.

/ Las Palmas de Gran Canaria

Todo ocurrió el pasado martes 13 de febrero, en pleno día festivo. Dos varones, identificados como J.G.R.A. de 34 años, y J.A.M.M. de 50, ambos con más de 20 antecedentes policiales y viejos conocidos de las fuerzas de seguridad del estado que trabajan en Lanzarote, aprovecharon un descuido para colarse en el garaje de una vivienda, ubicada en la calle Cuervo, en la localidad de Teguise, donde robaron uno de los turismos estacionados en el mismo. Tras cometer el robo, los dos presuntos ladrones huyeron en el mismo a toda velocidad y conduciendo de forma temeraria. En su huida del lugar de los hechos, pusieron rumbo a la capital lanzaroteña.

Al llegar a Arrecife los dos presuntos ladrones continuaron conduciendo de forma temeraria, poniendo en serio riesgo la vida de otros usuarios de las calles por las que circulaban e incluso de varios peatones. De hecho, según apuntaron ayer fuentes policiales, fueron varios peatones los que llamaron al 091 alertando a la Policía Nacional de la conducción temeraria que protagonizaban los huidos, llegando casi al atropello de varios de ellos.

Agresividad. Ante la alarma recibida, a la zona acudieron agentes del Cuerpo Nacional de Policía que realizaron una batida por la zona, localizando el vehículo en cuestión circulando de forma temeraria por el centro de Arrecife. Tras una persecución por varias calles, siempre desde cierta distancia para preservar la integridad del resto de usuarios de las vías y calles y de los propios agentes, los presuntos ladrones fueron interceptados en la calle Guillermo Toledo tras colisionar contra una furgoneta aparcada tras una curva. Al parecer, los dos encartados conducían no solo a gran velocidad sino también dando bandazos.

En el momento de la detención, los dos varones presentaron gran resistencia y agresividad hacia los agentes, resultando cuatro de los funcionarios policiales heridos, en principio de carácter leve, con erosiones, un esguince y contusiones.

Instruido el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife. La magistrada, que se inhibió a favor del Juzgado de Instrucción número 4, dejó a los detenidos en libertad y a los delitos contra la seguridad del tráfico, robo de vehículo y atentado a agentes de la autoridad, sumó los de conducción temeraria y hurto, según fuentes judiciales.