Cuatro años y medio de cárcel por detención ilegal a su expareja

23/07/2019

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a cuatro años y medio de cárcel por un delito de detención ilegal a un hombre que obligó a su exnovia a subir a su coche y la mantuvo encerrada mientras conducía toda velocidad. Sin embargo se le absuelve del delito de amenazas y maltrato.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a cuatro años y medio de cárcel por un delito de detención ilegal a un hombre que obligó a su exnovia a subir a su coche y la mantuvo encerrada mientras conducía toda velocidad. Sin embargo se le absuelve del delito de amenazas y maltrato.

Son hechos probados, según el fallo, que el condenado, con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia, se personó en el domicilio en Arrecife, de quien había sido su pareja durante diez años, la noche del 13 de octubre de 2016.

«O te subes al coche o la lío», le dijo el acusado a su víctima, que accedió a hacerlo, aunque iba vestida en pijama y con la condición de que le devolviera el coche que se había llevado horas antes. Una vez en el interior del vehículo el acusado cerró los seguros y sin detenerse al salir del barrio para que no pudiera bajarse del vehículo comenzó a conducir de forma temeraria a velocidad excesiva, sin detenerse en los semáforos, ni atender a los reiterados requerimientos de la mujer quién le pedía que le dejara bajar. Tras salir de Arrecife el acusado condujo en dirección al Risco de las Nieves dirigiéndo a la mujer insultos. Al llegar al camino de tierra del Risco, la mujer logró bajarse del vehículo aprovechando un frenazo.

La sala basa la sentencia en la valoración de las pruebas del juicio, y la prueba de cargo sometida a contradicción de las partes, no contradicha por la defensa suficientemente para desvirtuarla presunción de inocencia, de la declaración de la propia víctima, que como mantiene el Tribunal Supremo, es prueba de cargo al darse los requisitos de credibilidad.

También en los testimonios de los padres que la vieron subir al coche y de los policías de Teguise que actuaron esa noche tras la denuncia de un señor que vio a la chica descalza caminar por la carretera. El acusado dijo en su declaración que el coche lo conducía la mujer y luego en el juicio lo contrario. Se le impone la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de su víctima durante 5 años.