Cruzada renovada contra la basura

11/02/2020

Los estudiantes construirán otra escultura, un muñeco articulado, con los residuos que recojan

Con respaldo de la Oficina de la Reserva de la Biosfera, durante 2020 se repetirá con estudiantes de los siete municipios la campaña de concienciación Basuraleza. La huella de la ignorancia. La iniciativa servirá de continuación de lo hecho en 2018 y 2019, se dijo en la presentación protagonizada por María Dolores Corujo, presidenta insular; Ana Carrasco, coordinadora de Reserva de la Biosfera de Lanzarote; y José Goñi, en calidad de activista y promotor del proyecto bautizado como Papacría 2.0.

Para este año se tiene previsto que sean protagonistas alumnos de más de una quincena de centros de secundaria. Harán salidas para geolocalizar puntos con basura, con el fin añadido de recoger residuos, a bien de que este material sirva para construir una escultura, en este caso un muñeco articulado de algo más de tres metros de alto aún sin bautizar, para ser colocada por diversos espacios de la isla.

Es decir, para esta nueva escultura se ha previsto un protocolo parejo al que se empleara con la obra NO/ON, creación que ayer estuvo a las puertas del Cabildo, como final del recorrido itinerante de los últimos meses, sin opciones de parar en Haría, San Bartolomé y Yaiza, por trabas administrativas locales, según se dijo en la rueda de prensa.

La campaña anterior se cerró con 978 puntos geolocalizados, entre Lanzarote y La Graciosa, con basura sin control. Los colaboradores pudieron recolectar 855 kilos de residuos, sirviendo buena parte del material para el relleno de la escultura que ha servido para dejar patente que hay que mejorar la conciencia sobre el cuidado del medio.

«Basuraleza pone sobre la mesa el problema del abandono de basura en el entorno natural, el mirar para otro lado, el no cuidar nuestro entorno y el de no empatizar», indicó Corujo. Aludió Goñi que el proyecto «responde a la necesidad de no esconder el problema y hacerlo visible, ponerlo encima de la mesa y hacerle frente, de manera que no podamos mirar para otro lado»; precisando Carrasco que se quiere que la iniciativa permita «acercarnos a la solución».