Costa Teguise necesita medidas para evitar más muertes viarias

26/01/2020

La Policía Local reclama acciones para reducir la velocidad en la vía urbana, donde es habitual pasar los límites. Días atrás hubo que lamentar dos fallecidos, por un atropello y por una colisión

La carretera principal entre Arrecife y Costa Teguise, especialmente en el tramo desde la rotonda de la gasolinera hasta el la glorieta que permite enlazar con la avenida del Golf, es un punto negro, con accidentes habitualmente relacionados con velocidad excesiva, algunos con consecuencias fatídicas. En el trazado, a pesar de que los límites rondan entre 40 y 50 kilómetros a la hora, es frecuente que los conductores transiten por encima de los topes, aprovechando que tiene doble carril en ambos sentidos y que apenas hay tres pasos de peatones elevados en un tramo de más de un kilómetro de longitud. Por ello, para que se ponga coto a la siniestralidad, la Policía Local de Teguise está pidiendo en sus atestados que se ejecuten medidas correctoras.

En los atestados policiales entregados en sede judicial vinculados con dos percances con consecuencias fatales que hubo que lamentar a finales del pasado año se contienen elementos que invitan a las autoridades a actuar en la vía. En ellos se concreta, aludiendo al propietario de la vía, el Ayuntamiento de Teguise en este caso, «debido a las estadísticas de accidentes registrados en el reseñado tramo, actuaciones de mejora de la infraestructura», consta a nivel oficial, «para conseguir una reducción efectiva de la accidentalidad».

Además, en los atestados se alude de manera específica a que se trata esta carretera de un tramo de concentración de accidentes, valor que hace que se pueda considerar como un punto negro viario, «con un nivel de peligrosidad por encima de la media».

Estos argumentos se contienen tanto en documentación del atropello fatídico del 9 de noviembre, como de la colisión mortal del 20 de diciembre. En el primer caso, la víctima, un ciudadano de origen británico, fue trasladada en estado crítico a dependencias hospitalarias, falleciendo al día posterior. En el segundo, el conductor pereció en el mismo lugar del impacto de su furgoneta contra una de las palmeras existente en la mediana.

Cabe considerar que no hay barreras de protección en la mediana, de manera que en caso de salida de vía, los conductores impactan directamente contra la palmeras. Y a consecuencia de estas colisiones se han perdido varias vidas en lo va de milenio, principalmente, atendiendo a los atestados, por aparente exceso de velocidad, en buena medida por la escasez de elementos reductores sobre el firme. En los informes policiales se hace alusión a ellos, invitándose a que proliferen.

Además, cabe tener en cuenta que en esta carretera no hay radares fijos dependientes de la Dirección General de Tráfico. Se suelen dar controles policiales con cierta frecuencia, con empleo de un radar móvil, artilugio que vale también para labores de control en otros puntos del municipio, con superficie superior a 200 kilómetros cuadrados.