Corujo se estrena en la base aérea

27/06/2019

El aeródromo de Guacimeta está considerado como sede estratégica en Canarias

La presidenta insular, María Dolores Corujo, tuvo en la mañana del miércoles su primer acto oficial fuera de las dependencias del Cabildo. Fue en la base aérea de Guacimeta, en el acto protocolario de relevo del mando de aeródromo, presidido por el general jefe del Mando Aéreo de Canarias, Fernando de la Cruz Caravaca. En esta cita castrense quedó patente que la base tiene consideración estratégica especial, con un contingente de unos 130 militares y varios civiles, todos ellos formados para actuaciones de reacción inmediata.

El nuevo titular de la base aérea, el coronel Nicolás Ramírez Arregui, piloto de origen vasco y oficial del Estado Mayor, llega a Lanzarote tras haber estado presente en misiones en varios países de África, en Balcanes y en Afganistán, entre otros lugares. En su discurso, el mando entrante manifestó que se encuentra «ante el reto más difícil de mi carrera militar», sabedor de la valía estratégica del aeródromo de Guacimeta, «en la punta de lanza de la defensa aérea de esta parte de España». Además, aprovechó para agradecer la labor del mando saliente, el coronel Pedro García Sipols, destinado a Torrejón de Ardoz (Madrid), a petición propia, tras tres años en la isla.

Como curiosidad, nada más rematarse el protocolo castrense habitual para este tipo de ceremonias, la presidenta del Cabildo y el nuevo mando militar de Guacimeta mantuvieron una charla distendida donde coincidieron ambos en resaltar que esta semana les quedará a los dos guardada en la memoria de por vida, por haber asumido nuevas funciones de amplia repercusión para Lanzarote.

A nivel político, hubo presencia de varios ayuntamientos. La alcaldesa de Arrecife, Ástrid Pérez, presidenta insular del Partido Popular (PP) y María Dolores Corujo, secretaria insular del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE), fueron especialmente generosas al tiempo de hacer ver que existe sintonía entre ambas. Así las cosas, parece garantizado el pacto suscrito para Cabildo y capital.