Benjamín Perdomo asumirá Centros Turísticos

10/12/2019

El nombramiento deberá tener lugar el viernes en un consejo de administración especial

La presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, propondrá el próximo viernes al consejo de administración el nombramiento de Benjamín Perdomo como nuevo consejero delegado de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo. Sustituirá a Juan Félix Eugenio, quien presentó el lunes su renuncia aduciendo motivos personales entre los que alude al «fuerte e injusto acoso que ciertos medios de comunicación y algún partido político han hecho sobre mi persona, más allá de la normal crítica política», si bien sin hacer referencia a la deuda con la entidad de una familiar directa.

El consejero dimitido ha tenido palabras de agradecimiento para el personal de los Centros, para los miembros del Consejo de Administración de la empresa pública y para los integrantes del Pleno del Cabildo, con una especial mención a la presidenta del Cabildo y de los Centros, por la confianza en él depositada.

Corujo, por su parte, agradeció en la noche del lunes a Juan Félix Eugenio su dedicación, profesionalidad y disponibilidad, y manifestó comprender los motivos que le han llevado a adoptar esta difícil decisión. «Me resulta totalmente injustificable e intolerable el brutal acoso al que se ha visto sometido Juan Félix. En política no vale todo, y los ataques recibidos por mi compañero resultan de todo punto inaceptables; su decisión cuenta con todo mi respeto y apoyo, al igual que si hubiera decidido continuar como consejero pues disfruta de mi plena confianza y de la todo el grupo de gobierno», según la presidenta.

Para Corujo el nuevo consejero delegado, «reúne el perfil adecuado para dirigir una de las entidades más importantes de esta isla; estoy convencida de que con su firmeza, entusiasmo y preparación será capaz de desempeñar sus nuevas responsabilidades a la perfección», añadiendo que «la experiencia política de Benjamín Perdomo, su cercanía a los trabajadores plenamente acreditada y su respeto hacia la obra de César Manrique y a quienes hoy la representan son un valor añadido que le permitirán afrontar con plenas garantías la gestión de la empresa pública».