Arrecife negocia con Asidma que pueda seguir la ayuda domiciliaria

16/08/2019

Una cláusula del contrato permite extender la prórroga hasta que se pueda completar la nueva licitación del servicio

ETIQUETAS:

josé r. sánchez / arrecife

La Concejalía de Servicios Sociales de Arrecife, encabezada por María Jesús Tovar, tiene en negociación el mantenimiento del servicio de ayuda domiciliaria más allá de este fin de semana, según fuentes oficiales. Y parece bastante factible alcanzar una salida en positivo con Asidma, la entidad que ha venido prestando la atención habitual a las personas con necesidades de la capital, a tenor del parecer trasladado a este diario por un portavoz de la empresa.

El contrato suscrito en su momento, con opción de prórroga hasta el 17 de agosto de 2019, cuenta con la particularidad de que deja abierta la opción de extender la relación hasta la firma de un nuevo contrato, siempre que esté en marcha una nueva licitación en el momento del vencimiento del acuerdo. Al cumplirse los parámetros, se han entablado contactos entre representantes del Ayuntamiento que preside Ástrid Pérez y la mercantil. Ambas partes han confirmado a este diario la circunstancia, si bien precisándose desde Asidma que habrá que esperar para saber la resolución a tomar.

Cabe tener en cuenta que la empresa ha dado traslado a los trabajadores documentación dando cuenta del vencimiento del contrato, si bien es cierto también que el personal no ha firmado los papeles recibidos.

En caso de que finalmente se logré la entente que evite que la capital se quede sin ayuda domiciliaria, la relación con Asidma se prolongará como poco hasta bien avanzado el otoño. Como ya se advirtió días atrás por este diario, las empresas interesadas en presentar ofertas a la nueva licitación en curso tienen hasta el 20 de agosto para registrar sus propuestas. La apertura de sobres se ha establecido para el día 22, con el propósito de acortar plazos a la hora de escoger a la mercantil que se considere oportuna, siempre y cuando no surja el contratiempo de que quede desierto el concurso. De partida se cuenta con un presupuesto de algo más de 2 millones de euros para un periodo de dos años.

Habitualmente suelen ser unas 300 personas dependientes las que reciben prestaciones de asistencia domiciliaria en Arrecife a través del servicio que se sufraga con fondos de las arcas del Ayuntamiento capitalino.

La Concejalía de Servicios Sociales de Arrecife, encabezada por María Jesús Tovar, tiene en negociación el mantenimiento del servicio de ayuda domiciliaria más allá de este fin de semana, según fuentes oficiales. Y parece bastante factible alcanzar una salida en positivo con Asidma, la entidad que ha venido prestando la atención habitual a las personas con necesidades de la capital, a tenor del parecer trasladado a este diario por un portavoz de la empresa.

El contrato suscrito en su momento, con opción de prórroga hasta el 17 de agosto de 2019, cuenta con la particularidad de que deja abierta la opción de extender la relación hasta la firma de un nuevo contrato, siempre que esté en marcha una nueva licitación en el momento del vencimiento del acuerdo. Al cumplirse los parámetros, se han entablado contactos entre representantes del Ayuntamiento que preside Ástrid Pérez y la mercantil. Ambas partes han confirmado a este diario la circunstancia, si bien precisándose desde Asidma que habrá que esperar para saber la resolución a tomar.

Cabe tener en cuenta que la empresa ha dado traslado a los trabajadores documentación dando cuenta del vencimiento del contrato, si bien es cierto también que el personal no ha firmado los papeles recibidos.

En caso de que finalmente se logré la entente que evite que la capital se quede sin ayuda domiciliaria, la relación con Asidma se prolongará como poco hasta bien avanzado el otoño. Como ya se advirtió días atrás por este diario, las empresas interesadas en presentar ofertas a la nueva licitación en curso tienen hasta el 20 de agosto para registrar sus propuestas. La apertura de sobres se ha establecido para el día 22, con el propósito de acortar plazos a la hora de escoger a la mercantil que se considere oportuna, siempre y cuando no surja el contratiempo de que quede desierto el concurso. De partida se cuenta con un presupuesto de algo más de 2 millones de euros para un periodo de dos años.

Habitualmente suelen ser unas 300 personas dependientes las que reciben prestaciones de asistencia domiciliaria en Arrecife a través del servicio que se sufraga con fondos de las arcas del Ayuntamiento capitalino.