Aparcamientos sin control en Guacimeta

18/04/2018

Desde hace meses es habitual que en las inmediaciones del aeropuerto de Guacimeta abunden los vehículos estacionados. Se aprovechan por los conductores los arcenes de las entradas al aeródromo, así como el lateral de la LZ-2, como ya dejó constancia este diario a finales de 2017. Por el riesgo que puede suponer para el tráfico rodado esta circunstancia, varias administraciones han decidido buscar medidas que ayuden a evitar percances. En este orden, se ha previsto un encuentro entre representantes de Guardia Civil y Cabildo, entre otros, dijo ayer el consejero insular de Turismo, Ángel Vázquez.

Lejos de la creencia general, apenas hay vehículos de trabajadores del aeropuerto en los arcenes, según se ha dicho desde AENA, una vez que la mayor parte de los operarios están dejando sus vehículos en los estacionamientos de pago, gracias a que se están aplicando tarifas especiales para los trabajadores.

En el peor de los casos para la economía del operario, el uso del aparcamiento de pago durante un mes le supone un desembolso de menos de 23 euros. Y se aspira a que todas las empresas con presencia en Guacimeta asuman por completo los costes de sus operarios por dejar sus coches en el lugar donde trabajan.

A cambio, apreció ayer Ángel Vázquez, «se ha detectado que son pasajeros» los que se han acostumbrado a dejar los automóviles en los arcenes próximos al aeropuerto. Abundan los que hacen viajes de ida y vuelta en una misma jornada o que hacen viajes de apenas dos días, ahorrándose unos 10 euros por fecha cuando no dejan sus vehículos en los dos espacios de pago.

Se da la circunstancia añadida de que ya se han tomado medidas en el centro comercial Deiland Plaza de Playa Honda, emplazado relativamente cerca del aeródromo, tras detectarse casos de viajeros que optaban por dejar su coche en el aparcamiento subterráneo durante al menos uno o dos días. Por parte empresarial se han establecido medios para cobrar los estacionamientos de más de tres horas de duración. Además, se están colocando carteles de advertencia en vehículos que han pasado la noche en el lugar, como aconteció durante el pasado fin de semana.

Cabe resaltar que en los arcenes de los trazados interiores de Guacimeta hace meses que no es viable estacionar, a causa de que por la dirección del aeropuerto se ordenó la puesta de elementos disuasorios. Además, se acotó el paso a la zona militar, que durante algún tiempo se usó para aparcar de manera abundante.