Aceptan que malversaron fondos de San Bartolomé durante años

18/11/2019

Carlos Sáenz, exinterventor; y José Daniel Hernández, empresario, deben cumplir dos años de cárcel e indemnizar con 81.219,05 euros. El exedil Pedro Reyes también es condenado a prisión

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas, en vista convocada en el Palacio de Justicia, decidió en la mañana de este lunes condenar por los delitos de prevaricación, fraude, falsedad y malversación de fondos al Consistorio de San Bartolomé, entre 2004 y 2007, al antiguo interventor, Carlos Sáenz; al empresario José Daniel Hernández; y al exconcejal Pedro Reyes. A cada uno de ellos, que reconocieron los hechos al comienzo de la sesión pública, tras acuerdo con el Ministerio Fiscal, se condena a dos años de pena de prisión. Además, a los dos primeros se le añade la obligación de indemnizar al Ayuntamiento con la suma concreta de 81.219,05 euros.

La condena hecha pública, de conformidad de los encausados y de sus defensas, supone una rebaja considerable con respecto a la petición de condena contenida en el informe previo de Fiscalía, con pena de hasta seis años de prisión para cada uno de los acusados, al ser protagonistas de un plan orientado a la «arbitraria expoliación de los fondos públicos de San Bartolomé». Para ello se empleó a la entidad mercantil Proyectos y Servicios de Lanzarote SL para cerrar supuestos acuerdos con el Ayuntamiento de San Bartolomé, entre 2004 y 2007, sin existir los contratos.

Fueron 36 expedientes los tramitados bajo esta fórmula, según se refrendó en la vista; con la particularidad de que en 8 casos ni siquiera se llegaron a prestar los servicios por los que el Ayuntamiento hizo pagos, por el montante que el antiguo interventor y el empresario deberán recompensar a las arcas municipales. Inicialmente se llegó a considerar por el Ministerio Fiscal que habían sido 13 expedientes los que no se ejecutaron, por un montante de 155.061 euros.

En el caso del antiguo funcionario y del empresario, ambos ya cuentan con una condena por hechos de similares características, en este caso con el Ayuntamiento de Arrecife como parte afectada (caso Proselan). Esta circunstancia explica que por parte de Fiscalía se reclamara al cierre de la vista que ambos ingresaran en prisión, por contar con antecedentes penales. Está por ver qué decisión toma la Audiencia Provincial al respecto, considerando que las defensas pidieron que constaran que no tenían antecedentes en el momento de los hechos juzgados.

En cuanto al exconcejal, condenado por ser considerado cooperador de la trama, por parte del Ministerio Fiscal se dio por buena la petición del letrado de la defensa de evitar la entrada en la cárcel, al no tener antecedentes penales, ni en el periodo de los hechos, ni en la actualidad.

Todos las partes presentes en la vista, tanto a nivel de acusación, como en el ámbito de las defensas, se comprometieron a no recurrir la decisión judicial adoptada, de manera que será firme la condena en cuanto se redacte de manera definitiva por la Audiencia Provincial.

Carlos Sáenz y José Daniel Hernández, además de la condena carcelaria y de la cuestión económica, han quedado condenados a inhabilitación absoluta por espacio de cinco años, para cualquier acción que tenga que ver con la Administración. Para Pedro Reyes la inhabilitación impuesta afecta a la opción de repetir como concejal, por un periodo de cuatro años. Los señalados deberán asumir las costas económicas del procedimiento.