A la cabeza en contaminación química

08/12/2018

La Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (SECAC) participa en investigaciones internacionales sobre contaminación de este tipo de fauna del Atlántico y Canarias. Las conclusiones revelan que la polución química en nuestras aguas es de las más altas de todo el océano

La Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (SECAC) participa en varias investigaciones internacionales sobre la contaminación de los cetáceos (ballenas y delfines) del Atlántico y Canarias, cuyos últimos estudios arrojan datos alarmantes por su impacto en la población de cetáceos en las islas, y delatan que el archipiélago es de las zonas más afectadas de todo el Océano Atlántico.

Según el presidente y fundador de la SECAC, Vidal Martín, «los Contaminantes Orgánicos Persistentes (POPs) son un conjunto de sustancias químicas (Bifenilos policlorados PCB, Dioxinas, plaguicidas DDT, etc.) que fueron utilizados en la industria masivamente durante décadas, llegando al mar por vertidos industriales y el aire». A lo que se añade que «en los mamíferos marinos (cetáceos y focas) causan alteraciones endocrinas, problemas en la reproducción y la supresión del sistema inmunológico, lo que aumenta su susceptibilidad a enfermedades infecciosas o tumores. Estos contaminantes no sólo afectan seriamente la salud de los animales, sino a la supervivencia de algunas especies».

Según un estudio en el que ha participó la SECAC publicado en la revista Scientific Report en 2016, los POPs son responsables de que las poblaciones europeas del delfín mular, orca o marsopa no se recuperen. Los niveles medios de PCB encontrados superaron notablemente todos los umbrales de toxicidad.

Aunque el uso de los POPs se prohibió hace más de 30 años, siguen presentes en el océano debido a un proceso denominado biomagnificación (acumulación a través de las cadenas tróficas marinas) y por transferencia de la leche materna.

Dos años antes, la SECAC había publicado junto a investigadores de la ULPGC, en la revista Science Total Environmental, un análisis de 64 biopsias de delfín mular tomadas por la organización cuyos resultados fueron sorprendentes.

Los niveles de POPs encontrados en los tejidos fueron superiores a los hallados en delfines del mar del Norte o el Golfo de California y las biopsias más recientes mostraban niveles más elevados de contaminantes. Esta situación es similar en otras especies de delfines.

Un problema asociado es que los microplásticos aumentan la bioacumulación de este tipo de contaminación mediante transferencias de componentes. Y con la particularidad de que los microplásticos son actualmente una de las formas más importantes de contaminación para la vida marina. Éstos pueden ser ingeridos, acumulándose en tejidos y transferidos.

Este proyecto pone de relieve la importancia los bancos de tejidos y las colecciones biológicas. Este estudio está desarrollado por la SECAC, en el marco del Observatorio de Cetáceos de Canarias (OBCECAN) mediante convenio con el Cabildo y la Reserva de la Biosfera.

  • 1

    ¿Le parecen suficientes las sanciones que se aplican por contaminar el mar en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados