Cristopher Marrero: «Hay tranquilidad a pesar del susto»

    Cargando reproductor ...
28/02/2020

El municipio de Valle Gran Rey pasó del nerviosismo a la calma después de que se conociera el positivo de una trabajadora del centro de mayores. El alcalde fue a visitar a los residentes y trabajadores y les felicitó por su entereza

La situación está controlada y todos estamos más tranquilos a pesar del susto que nos llevamos». De esta manera resumió Cristopher Marrero, alcalde de Valle Gran Rey, las horas posteriores a que se confirmase un caso de coronavirus en una trabajadora de la vivienda tutelada de la tercera edad Virgen de los Reyes del municipio gomero.

Después de que les dieran la noticia, activaron los protocolos restringiendo las visitas a la residencia de familiares, a la vez que les realizaron las pruebas a los nueve usuarios que hay en el centro de mayores, de los cuales ocho siguen en las instalaciones con normalidad a excepción de uno que se encuentra ingresado en el hospital de San Sebastián, aunque su afección no tiene relación alguna con el virus. «Son un grupo de riesgo y es lo que más nos preocupa», destacó el alcalde del municipio, que se acercó a la residencia para hablar personalmente con los usuarios de la misma: «Ellos son conscientes de lo que está pasando y es normal que estén preocupados de alguna forma. Pero con el paso de las horas la situación se ha ido tranquilizando ya que en un primer momento todo lo que ocurrió les causó bastante desconcierto ya que hubo mucho bullicio externo. Pero ellos son gente curtida que lleva toda la vida trabajando y afrontando adversidades y están fuertes», destacó el primer edil tras salir de la vivienda tutelada de la tercera edad Virgen de los Reyes.

Los residentes «son conscientes de lo que está pasando y es normal que estén preocupados»

Este positivo por coronavirus de una de las trabajadoras, que se encuentra ingresada en el Hospital Virgen de Guadalupe, ha pillado por sorpresa también a los siete cuidadores, cocinera y limpiadora del centro que también se han realizado las pruebas, unos empleados que siguen con su día a día normal a pesar de esta noticia y por ello, el alcalde quiso transmitirles su «agradecimiento y respeto, tanto a ellos como a los profesionales de los servicios sanitarios porque, a pesar de que tienen familias y pueden pasar miedo, siguen desempeñando su trabajo con profesionalidad, demostrando que son grandes personas y excelentes profesionales», destacó el socialista Marrero.

«Por la información que nos han facilitado este virus tiene una vida de unos 14 días y ya el domingo habrá pasado el plazo desde que la trabajadora estuvo aquí por última vez, por lo que si los resultados son negativos, ya la situación estaría totalmente controlada», vaticinó el alcalde, que añadió que todos los posibles contactos que tuvo esta trabajadora desde que regresó de Italia «han ido pasando por el hospital para hacerse las pruebas pertinentes». La mujer que dio positivo a las pruebas del coronavirus de Wuhan vive desde hace un mes en el municipio de Agulo junto a su pareja y a su hija, quienes permanecen confinados en su vivienda.

Cristopher Marrero detalló que «por el momento la situación está muy tranquila en el municipio porque ha sido solo un positivo en una trabajadora que tiene una vinculación eventual con la vivienda tutelada de mayores pero que no vive aquí. El municipio está tranquilo y sigue con su vida cotidiana y queremos aprovechar para trasladar a nuestros vecinos un mensaje de tranquilidad y confianza en los medios sanitarios y los protocolos que se están llevando a cabo». Reconoció el alcalde que «al principio todo fue más exagerado por las noticias que nos llegaban desde los medios y hubo mucha más confusión y nerviosismo, pero luego el pueblo vio cómo todo está controlado», finalizó.