Incendios de Gran Canaria

Trabajos para frenar el fuego en Tamadaba y no llegue a Inagua

    Cargando reproductor ...
19/08/2019

El fuego que está arrasando la isla de Gran Canaria «está fuera de la capacidad de extinción», tal y como ha confirmado Federico Grillo, director técnico de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria. El número de hectáreas afectadas ya asciende a 3.400 hectáreas, y la «evolución del fuego es imparable». Además, Grillo ha afirmado que «meter medios ahora en Tamadaba sería un suicidio».

La catástrofe medioambiental causada por el incendio declarado en la tarde del sábado en Valleseco ya es un hecho. A falta de una análisis más detallado de la extensión, y con él aún activo avanzado vorazmente, ya supone un auténtico atentado contra el corazón verde de la isla. Una devastación que en la tarde de ayer alcanzaba el Parque natural de Tamabada, hasta ahora un reducto de pinar virgen que se había salvado de los efectos de las llamas y que se daba por perdida.

El paraje, con un único acceso de entrada era ayer impracticable, por lo que no se pudo actuar ante el avance imparable del fuego. Este estaba totalmente envuelto en llamas de hasta 50 metros.

A las 18.00 horas las hectáreas afectadas ascendían hasta las 3.400 con una previsión de que se pudiesen duplicar a lo largo de la noche ante el avance del macroincendio. «Aumentarán de forma notable y eso con los medios aéreos y terrestres trabajando en la zona», admitió Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias.

El fuego avanzaba anoche sin control por seis municipios de la isla y amenazaba seriamente con afectar La Aldea y Mogán, incluso llegando hasta la zona de Inagua, devastada en el incendio de 2007.

«La cabeza avanza de forma imparable, destructiva. Primero avanza lanzando humo y cenizas sobre la zona impidiendo actuar ahí, lanzado pavesas que nos dejan con posibilidad de atrapamiento, es decir es imposible pararla en la situación actual», explicó Federico Grillo, director técnico de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria.

Una situación potencialmente peligrosa para los medios que actúan en la zona que lleva a que no se pueda actuar en varios flancos y puntos del fuego ante las «tormentas de fuego» que desata la cabeza del mismo en su avance. «Lanza una columna de fuego como paso previo al avance de las llamas, lanzando pavesas que inician los fuegos. Inicialmente debemos compararlo con algo imparable», añadió.

Estima que el fuego seguirá arrasando territorio durante al menos los próximos dos días con las actuales condiciones, que no ayudan en las tareas de extinción. Además, añadió que todos los esfuerzos desarrollados y las técnicas novedosas empleadas, como las quemas técnicas. En este sentido, el experto apunta a que con las condiciones actuales hay puntos donde no se podrá hacer nada por frenar las llamas, incluso en núcleos poblados que han sido desalojados y en los que no podrán entrar hasta que el fuego haya pasado de largo. «En ese momento entrarán a defender las viviendas. Al pasar quedan rescoldos que es lo que incendian las casas, eso se puede frenar», apuntó.

Tamadaba no es la única zona donde no se puede actuar, hay varios puntos del incendio en el que actuar sería una acción suicida. «Hay varias zonas denominadas de hombre muerto hacia el suroeste con posibilidad potencial de quedar atrapados», puntualizó. Solo si las condiciones meteorológicas mejoran, que lo harán a partir de esta tarde, el devastador panorama podría cambiar. De momento, por delante quedan varios días donde las llamas seguirán devastando territorio de forma descontrolado. Una auténtica hecatombe medioambiental que ayer solo se apuntó un nuevo capítulo, lejos de el final que todos los grancanarios esperan con ansia desde el pasado sábado.

  • 1

    ¿La playa de Las Canteras debería tener una zona nudista?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados