Desde que hoy amanezca, volverá a actuar el hidroavión Bombardier CL 415, perteneciente a la flota que opera el Grupo 43 del Ejército del Aire. Este aeronave, que participó en la lucha contra el incendio de la pasada semana, había regresado a su base en Málaga, desde la que volvió a partir hacia Gran Canaria en la tarde de ayer. Este viaje lo realiza sin escalas y según Julio Pérez, consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, su aterrizaje en la isla estaba previsto sobre «las 23.00 horas». Este hidroavión tiene capacidad para más de 6.000 litros de agua y 680 de retardante químico. Durante los días en los que operó en el anterior incendio, sus aterrizajes en el mar para recargar los realizó en la bahía del Puerto de la Luz, en la capital grancanaria, lo que se convirtió en una atracción para la ciudadanía, que esperaba expectante su llegada para fotografiarlo. «Nuestra mayor limitación es el oleaje», apuntó en exclusiva a CANARIAS7 el teniente Francisco Javier Gimeno Benito-Sendín, uno de los dos pilotos –junto con un mecánico– que va a bordo del Bombardier CL 415. Reconoció también que la orografía de la isla complicaba las operaciones de este hidroavión «de casi 30 metros de envergadura».

  • 1

    ¿La playa de Las Canteras debería tener una zona nudista?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados