Cambios de tráfico en la Villa

Teror instala su primer semáforo

17/04/2018

El primer semáforo de Teror ya está instalado en el cruce entre la calle Real y la prolongación peatonal que se ha acondicionado en el paseo González Díaz. Pendiente del visto bueno de Industria para que comience a funcionar, el grupo de gobierno aclara que el semáforo regulará el paso de peatones.

Aún no se ha estrenado y la instalación del primer semáforo de la Villa de Teror ha levantado críticas por parte de los miembros de NC en el Ayuntamiento, en la oposición. La formación que lidera Isabel Guerra en Teror considera «un despropósito» el nuevo dispositivo que regulará el paso de los peatones sin necesidad de que en ese cruce esté constantemente un agente de policía. Para NC, «a los seis semáforos en el Cruce de Teror sin que haya necesidad alguna de tamaño despropósito, se suman la gran cantidad de señales de tráfico que el concejal del área ha instalado de manera extraordinaria a lo largo y ancho de la Villa (hasta 12 señales en un vía), una zona azul que no funciona, las señales de radar, sin radar, pasos peatones en zonas peatonales, vallas que limitan el paso, conos sobre rayas amarillas, policías nocturnos que no están...».

Desde el grupo de gobierno de Teror niegan tal situación. El concejal de Tráfico, Juan Gregorio Trujillo, puntualiza que se trata de un único semáforo, instalado «a iniciativa de los técnicos municipales, un semáforo peatonal que permite la conexión de las zonas comerciales abiertas», incorporando el tramo nuevo. De lo que se trata es de garantizar la seguridad de los peatones, según Trujillo, «de regular el flujo de peatones y que crucen con mayor seguridad en tiempo».

Hasta ahora, como reconoce el concejal de Tráfico, el cruce que da acceso al pueblo desde Las Palmas de Gran Canaria y Arucas, y en el que se incorporan los coches que acceden desde la cuesta del cementerio, ha estado vigilado «normalmente por un agente de la Policía Local, ahora se regulará el tráfico solo, a través del semáforo». Ello no quiere decir, puntualiza el edil, que en momentos puntuales, en épocas de ferias, fiestas o grandes eventos, o en jornadas dominicales, haya apostado un policía en el cruce, y que el tráfico sea regulado por un agente en vez de por el semáforo.

En todo caso, Juan Gregorio Trujillo niega, como dice NC, que se trate de seis semáforos en 40 metros. «Es un semáforo, lo que hay son diferentes pulsadores», todo pensado para mejorar la seguridad del tráfico.