Tensión en el pacto del Cabildo por un cruce de declaraciones

10/09/2019

El presidente, de NC, Antonio Morales, tilda de «muy graves» unas manifestaciones del portavoz del PSOE, Miguel Ángel Pérez, sobre su papel en el incendio. Contestaba a Morales, que dijo no fiarse del anterior líder socialista

Vuelve la tensión al pacto entre NC y PSOE en el gobierno del Cabildo. Esta vez la crisis no ha sido interna. Al contrario. Han expuesto sus diferencias cara a la calle. Los dos socios han protagonizado este fin de semana un cruce de declaraciones en los medios de comunicación que ha terminado por erosionar la confianza entre ambos. Por lo pronto, el presidente y líder de NC, Antonio Morales, pidió ayer a las dos fuerzas políticas que valoren la «gravedad» de las últimas manifestaciones del portavoz del PSOE, Miguel Ángel Pérez, que reprochó al político nacionalista por «no haber mirado de frente a los grancanarios durante los incendios». Este a su vez contestaba a otras anteriores de Morales, difundidas el pasado sábado, en las que confesaba el alivio que le produjo la marcha del cabeza de lista del PSOE en el Cabildo, Luis Ibarra, a la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

Morales calificó ayer las manifestaciones de su socio de gobierno de «muy graves» y no ocultó «que ponen en riesgo» lo acordado entre las dos organizaciones, en referencia probable al propio pacto en sí. «Son unas declaraciones lo suficientemente graves como para que yo las traslade a las dos organizaciones políticas para que las valoren».

A juicio de Morales, son unas palabras «manifiestamente agresivas contra un pacto de gobierno en el que todos hemos expresado nuestra voluntad de futuro, aquí y para Canarias, para hacer posible un gobierno de progreso; me parecen muy graves, ponen en riesgo lo que hemos acordado entre las dos organizaciones políticas y tendrán que las que ser las dos organizaciones las que se pronuncien».

No quiso aventurar las consecuencias a las que podrían dar lugar, aunque, según fuentes consultadas, las direcciones regionales de ambos partidos trabajan para reconducir la crisis. Lo que sí hizo Morales fue insistir en que las palabras de Pérez le sorprendieron «muchísimo». Por lo pronto, y a preguntas de los periodistas, aseguró que las relaciones «hasta ahora» con el que es el cabeza visible del PSOE en el Cabildo «han sido buenas». Y no solo ahora, sino durante todo el mandato anterior, recordó Morales. Pérez ejerció de gerente de la Autoridad Única del Transporte, como mano derecha del entonces consejero del área, también del PSOE, Juan Francisco Trujillo.