Una familiar autoriza a entrar en la casa de la fallecida y limpiarla

18/07/2019

La comunidad de vecinos del bloque asume la tarea y contrata a una empresa especializada. La previsión es que los trabajos comiencen hoy mismo. La víctima sigue en el Anatómico Forense

Una sobrina de la mujer que falleció sola y sin que nadie se enterase en un bloque de viviendas de Eucaliptos II, en Jinámar, ha autorizado a la comunidad de vecinos a acceder al piso, que está repleto de basura, y a proceder a su limpieza y desinfección. Los residentes habían empezado a movilizarse, preocupados por el foco de insalubridad y malos olores que se les había quedado en el edificio. Además, y para colmo, el cuerpo de la víctima, de 80 años y que falleció por causas naturales, ya se encontraba en avanzado estado de descomposición cuando fue hallado el pasado jueves. Se calcula que fue descubierto entre 15 y 20 días después de su fallecimiento. Pedían al Ayuntamiento que actuase de urgencia, pero desde el consistorio advertían de que dependían de una orden judicial. Este acuerdo entre la familia y la comunidad agiliza los plazos.

Tanto la sobrina como el presidente de la comunidad se personaron este miércoles por la mañana en la Concejalía de Sanidad para asesorarse sobre qué pasos tenían que dar para resolver el problema, según informaron desde el gobierno municipal. Y por los datos aportados por miembros de la directiva de ese colectivo, los vecinos han optado por no seguir esperando por la burocracia administrativa de las instituciones y asumir por su cuenta el coste de la limpieza. Han contratado a una empresa especializada y la previsión es que hoy mismo inicie la tarea. La comunidad, con la autorización de esta sobrina, adelantará el pago de este dispositivo. Lo urgente es eliminar la suciedad. «Después ya se verá cómo se revierte ese dinero», apuntaba ayer uno de los residentes.

Así las cosas, los vecinos empiezan a ver la luz al final del túnel. Cogen la sartén por el mango y se libran incluso de recurrir a la vía judicial. Sanidad les ultimaba la redacción de un informe para aportárselo a ellos, a los vecinos, para que luego estos lo remitiesen al juzgado que ordenó el levantamiento del cadáver, el de Instrucción número 3 de Telde, para que a su vez instase a los familiares a actuar en el piso. Este acuerdo directo con los herederos les elimina trámites.

Con todo, el alcalde, Héctor Suárez, antes de conocer este pacto privado entre las partes, había advertido que el Ayuntamiento habría intervenido sobre la marcha, «en apenas una hora», si lo hubiese requerido el juez. «La dificultad que tenemos es que es una propiedad privada, pero sí es cierto que la autoridad judicial, desde el minuto uno, cuando accedió a la vivienda, nos podría haber requerido, como ha hecho en otras ocasiones, para que nos personáramos, pero desde el jueves pasado hasta ahora (por este miércoles) no hemos recibido esa petición», indicó. «Nosotros prestamos toda la colaboración que haga falta a la autoridad judicial, pero no se nos ha requerido». Recordó que la víctima, cuyo cuerpo sigue en el Anatómico Forense, rechazó cualquier ayuda de Servicios Sociales.

«El Ayuntamiento se lava las manos»

El presidente de la asociación de vecinos Armiche, Aridane Montesdeoca, cree que al final «el Ayuntamiento se ha lavado las manos». Ha consultado con abogados y ha confirmado que la institución podría haberse dirigido al juez y haberle solicitado «como medida cautelar» que le autorizase una intervención urgente para limpiar y desinfectar la vivienda. «Insisten en que la casa era privada, pero en el bloque hay 48 pisos y el problema ya era público».