Una empresa denuncia el bloqueo de 67 casas por un «informe erróneo»

24/04/2019

Un dictamen de Aguas de Telde sobre la inclinación de una tubería de saneamiento impide la puesta en uso de las viviendas, en San Antonio. La promotora achaca al texto «falta de rigor»

Un edificio de 67 viviendas de la urbanización El Montecito, en la Era de Gómez, en San Antonio, está acabado, pero no puede ponerse en uso al haber quedado bloqueado por una discrepancia técnica respecto a la inclinación de una tubería de saneamiento. La empresa promotora, Explotaciones Agrícolas Machín SA (EAM), se queja de que el informe, emitido por Aguas de Telde, en el que se basa el Ayuntamiento para denegar la recepción definitiva de la urbanización es «erróneo» e insta a la elaboración de uno nuevo por los «medios técnicamente precisos». El trámite lleva meses estancando. Si no hay salida, la entidad advierte de la posible interposición de un recurso contencioso contra la administración municipal y contra Aguas de Telde por no permitir el desarrollo de una edificación cuyo valor estimado de mercado asciende a 13,4 millones de euros y que le podría generar una rentabilidad anual en alquileres de 522.600 euros.

El nudo gordiano del conflicto radica en tres tramos de una conducción del saneamiento de esa urbanización. El informe que emitió Aguas de Telde sostiene que, tras una inspección técnica del interior de la red mediante Circuito Cerrado de Televisión (CCTV), se detectaron dos tramos en contrapendiente y que además hay otro que presenta una rotura en la parte superior. El agua en el alcantarillado circula por gravedad, de tal manera que si la inclinación está en contrapendiente impediría que el líquido siguiese su curso. Esa es la tesis de la empresa que tiene la concesión del abasto y el saneamiento en Telde.

Sin embargo, la posición de la promotora es otra muy distinta. Primero, arregló ya la rotura. Y segundo, defiende que el inclinómetro que lleva incorporado un robot que desplaza un CCTV como el utilizado da datos indicativos, no precisos, de ahí que sostenga que el dictamen de Aguas de Telde «carece de rigor técnico». A su juicio, si el tramo está en contrapendiente ha de determinarlo un informe topográfico. EAM lo encargó, y su conclusión es que esos tramos no solo no están en contrapendiente, sino que tienen una pendiente de valores muy superiores al 1%. Por cierto, al respecto aclara EAM que cuando presentó este proyecto de urbanización en 2005 y obtuvo la preceptiva licencia, con todos los informes favorables, incluido el de la concejalía de Aguas, la pendiente que se fijaba para el saneamiento era del 1%. Además, pidió visualizar la red con otro robot y hasta comprobó empíricamente vertiendo agua si la tubería desaguaba o no, y, según dice, funciona correctamente.

Se queja la empresa de que el consistorio ni ha contestado el recurso en el que demostraba que la red está bien ejecutada y denuncia que se le está frenando una urbanización de 209 casas de la que solo ha podido poner en uso 33. Tiene acabado el edificio de 67 y ha iniciado las obras de las restantes 100. Solicitó la recepción definitiva en 2016 y aún está parada, de ahí de que la EAM denuncie un grave perjuicio económico.