Telde

Un estudio para trasladar la depuradora

14/12/2019

CC presenta una enmienda de 100.000 euros en el Parlamento de Canarias para dar respuesta a una demanda histórica: el análisis de la reubicación de la planta de Hoya del Pozo. Jinámar y el Barranco de Silva son las dos ubicaciones más lógicas.

CC presentó una enmienda en el Parlamento de Canarias al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma que resolvería una demanda histórica de la ciudad desde hace años. En la misma incluye una partida en la consejería de Transición Ecológica para estudiar la posible reubicación de la estación depuradora de aguas residuales de Hoya del Pozo. «No es la primera vez que se habla de ello, ya en el plan general se generó un debate en torno al traslado de esta instalación dado que se encuentra colindante con suelos urbanos desarrollados y por desarrollar», explica Pablo Rodríguez, secretario general del grupo nacionalista.

Porque han sido muchas las quejas en los últimos años de unos vecinos que ya por último han tenido que resignarse a vivir con el mal olor. Los habitantes de los barrios cercanos se ven afectados por el desagradable aroma que desprende la depuradora y por el trasiego de camiones propias de un área industrial. «Entendemos que ese hedor genera dificultades en el desarrollo de una zona de costa muy potente como es el área comprendida entre La Garita y Playa del Hombre. Y, aún más importante, provoca problemas de convivencia ya que los olores que soportan los vecinos son muy molestos», resume Rodríguez.

Por ello CC quiere aportar 100.000 euros para estudiar cuál sería el mejor emplazamiento desde un punto de vista técnico y valorando las capacidades de las plantas de tratamiento de aguas residenciales que ya existen en el municipio, a la hora de reubicar la depuradora. «El objetivo es que estén donde deben estar y no tan próximas a los vecinos», concluye Pablo Rodríguez. Sobre esta cuestión, Luis Rúa, el gerente de Aguas de Telde, explica que los requisitos ideales para ubicar una depuradora es una zona costera y esté cerca de una cuenca de barranco «para que el agua descienda de manera natural por la gravedad». En este sentido, considera que el Valle de Jinámar y el Barranco de Silva son las ubicaciones más viables.

Al 100% de su capacidad

Rúa admite que la planta de Hoya del Pozo está al límite de su capacidad y no tiene margen de crecimiento. «Representa entre el 80% y el 90% de la depuración de aguas residuales de la ciudad». Afirma que no existe ningún tipo de riesgo, pero que puede suponer un obstáculo en el desarrollo urbano de la ciudad por las limitaciones que representa.