Piden tres años de cárcel por el abuso sexual a un niño en Melenara

15/05/2018

A.E.G.M., de 37 años de edad, se enfrenta a una acusación de abuso sexual a menor de 16 años, en el juicio que se celebrará mañana, en la Sección II de la Audiencia Provincial de Las Palmas, para la que la Fiscalía solicita una pena de tres años de prisión, una orden de alejamiento de la víctima por un período de cinco años y libertad vigilada durante seis.

ETIQUETAS:

Los hechos por los que se juzgará al acusado se remontan al día 14 de agosto de 2016 cuando, según el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, a las 19.30 horas, en la playa de Melenara, A.E.G.M., tras haber consumido bebidas alcohólicas durante varias horas, se dirigió a un grupo de menores y, mientras les mostraba los genitales por fuera del bañador, les dijo «toma, fuma de la cachimba».

Poco después, el acusado se quitó el bañador dentro del mar, comenzó a correr desnudo detrás de los menores, que salieron huyendo.

Uno de ellos, de ocho años, tropezó en la arena, se cayó y pudo ser alcanzado por el acusado, que frotó sus genitales en la espalda del menor, «con evidente ánimo de satisfacer sus deseos sexuales», según indica la Fiscalía.

La misma fuente concluye que tales hechos constituyen un delito de abuso sexual a menor de 16 años, previsto y penado en el Código Penal.

A Prisión. Con base en estos hechos, el fiscal pide para el acusado la pena de tres años de prisión e inhabilitación para el derecho a sufragio, así como la prohibición de aproximarse al menor y comunicarse con él por cualquier medio o acudir a su domicilio, lugar de estudio o zona en la que se encuentre el niño, durante cinco años.

Asimismo, tras el cumplimiento de la pena de prisión, el fiscal solicita la imposición de una medida de seis años de libertad vigilada, durante los cuales, deberá participar en un programa de educación sexual.

Por último, se pide para el acusado la pena de inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que supongo mantener algún tipo de contacto regular y directo con menor de edad, durante el mismo período de seis años.