Ocho meses después, el socavón de Salinetas no tiene ni proyecto

28/01/2020

El Consistorio está licitando la redacción de la propuesta, presupuestada en 11.000 euros y que se afrontará con fondos propios. Tendrá que buscar financiación externa para ejecutar la reparación.

Fue en mayo del pasado año cuando, de manera repentina, se abrió un profundo socavón en el extremo sur del paseo marítimo de la playa de Salinetas. Gloria Cabrera, entonces concejala de Playas, afrontaba sus últimos 15 días al cargo del área y entre ella y su sucesor, Jonay López, actuaron con celeridad para paliar las consecuencias. «Una de las primeras medidas que tomé al asumir el cargo de concejal fue elevar de forma urgente a la Junta de Gobierno Local la aprobación de una licitación para la redacción del proyecto de reconstrucción de la zona», recuerda el edil de CC.

Sin embargo, la lentitud de los trámites administrativos han provocado que, ocho meses después, el Ayuntamiento se encuentre en el mismo paso que entonces y que la situación se haya agravado. «Estamos a mitad de este proceso de licitación. Con inversión propia proveniente de la concejalía de Playas, adjudicaremos un contrato de 11.000 euros para la redacción del proyecto y posteriormente llevaremos a cabo el procedimiento administrativo correspondiente para la realización de la obra en base a la valoración de ese propuesta», amplía López.

Aunque el edil puntualiza que se tratará de «una obra de gran envergadura», por lo que se llevará a cabo a través de un contrato mayor y que será necesaria «la búsqueda de financiación por parte de otras administraciones». No en vano, se calcula que la ejecución de la reparación completa de este socavón rondará los 100.000 euros.

El problema es que el derrumbe del firme del paseo ha ido a más y el boquete abierto ya deja al descubierto el fondo del subsuelo. La falta de cuidados y la inevitable lentitud administrativa hacen que la situación sea peor cada día que pasa. El embiste de las olas y la erosión provocada por el mar juegan en contra, y todavía no hay fecha para el comienzo de las obras de reparación. A los vecinos de la zona no les queda otra que armarse de paciencia y buscar una ruta alternativa a la hora de pasear por la costa teldense.

Zona poco transitada

Afortunadamente, este accidente se produjo en una de las zonas de la avenida de Salinetas menos transitadas de la playa. Aunque hay vecinos que llevan ocho meses sufriendo las consecuencias de este socavón, la realidad es que este tramo ubicado en el extremo sur del paseo no soporta demasiada afluencia de gente diariamente y no son muchas las personas que corren peligro de tener un percance con este hueco que desde mayo forma parte de la fotografía de la cuarta cala de bandera azul de la ciudad. Eso sí, la llegada de la Semana Santa podría suponer un inconveniente por el habitual aumento del flujo de paseantes que se produce en tales fechas.