Las piscifactorías ganan peso en la costa

19/08/2018

De 990 toneladas a 13.000. La producción de las industrias acuícolas en el litoral del municipio puede multiplicarse por trece. La nueva normativa delimita tres áreas de 5 millones de metros cuadrados aptas para la actividad en aguas teldenses

No hace falta ser un lumbreras. Basta con tener unos conocimientos básicos de matemáticas para apreciar el salto cuantitativo que puede dar el sector de las piscifactorías en Telde, gracias al Plan Regional de Acuicultura que entró en vigor el 1 de agosto. Traducido a números, las 990 toneladas que se producen ahora pueden llegar a ser 13.000.

El salto cuantitativo es indiscutible. Es el típico mortal hacia atrás carpado, con pirueta y doble tirabuzón de pódium. Pero el cualitativo no lo es tanto, especialmente entre los vecinos, que han acogido la iniciativa de forma desigual, porque las consecuencias también lo son.

Ya se sabe: las alegrías y las penas van por barrios.

Pero la realidad sólo tiene un camino y, en esta ocasión, los caminos abiertos a la instalación de piscifactorías en el litoral teldense desembocan en tres áreas, que el plan bautiza como Zonas de Interés para la Acuicultura.

La primera abarca una superficie marina de 1,87 millones de metros cuadrados, con límites territoriales entre Bajas de Telde y Playa de San Borondón, en un entorno donde sea hallan Los núcleos poblacionales de La Pardilla, San Borondón y La Garita.

En esta zona se permiten 5.000 toneladas de producción al año y se encuentra en el ámbito de afección del Plocan, por lo que se reserva a actividades de investigación y experimentación.

El segundo espacio elegido en el litoral limita territorialmente con Punta La Mareta y La Esperanza, e integra los núcleos de población de La Garita y Playa del Hombre. Además, el plan detalla que se encuentra afectado por los emisarios submarinos de La Garita y de Hoya Pozuelo.

Esta zona se extiende en una superficie marina de 1,05 millones de metros cuadrados y permite a las industrias una producción de 3.000 toneladas anuales.

La tercera área es la más amplia, con 2,27 millones de metros cuadrados y se localiza entre Playa de Salinetas y Puntilla de Morro Gordo, con los núcleos poblacionales de Melenara y Salinetas y el sitio de interés científico de Tufia. Permite producir 5.000 toneladas cada año.

Cerca de esta área delimitada se hallan las dos únicas piscifactorías existentes, que se han quedado fuera de la ordenación pero que no desaparecerán. El Gobierno les permite actuaciones de reparación, conservación y modernización e incluso elevar un tercio su producción, pero el objetivo es que se trasladen a algunas de las zonas reguladas.