Telde

Las escuelas infantiles recuperarán a 29 de sus empleadas despedidas

26/02/2020

Fomentas formaliza la contratación de 26 educadoras, dos ayudantes de cocina y una limpiadora cumpliendo así con una sentencia judicial. La apertura de los centros se espera para el presente curso.

Ocho años después, se hará justicia con las trabajadoras de las escuelas infantiles. 29 de ellas, las que por sus circunstancias personales así lo han querido, recuperarán un puesto de trabajo que perdieron durante el curso 2012-13, cuando el Ayuntamiento se vio obligado a echar el cierre a los tres centros del municipio (La Herradura, el Valle de Jinámar y Las Remudas) para adaptarse al férreo plan de ajuste. 26 educadoras, dos ayudantes de cocina y una limpiadora rubricaron ayer su contrato y han comenzado en la instalaciones de La Herradura una fase de formación que proseguirá hasta meses después de las reaperturas.

Porque la intención es que las escuelas abran sus puertas de manera inminente, es decir, antes de que acabe el actual curso. Eso sí, se producirá de manera escalonada, una vez vayan finalizando sus respectivas rehabilitaciones -las obras de la de La Herradura están prácticamente listas, mientras que el centro de Las Remudas es el que más tiempo necesita-. Este encargo ha sido encomendado a la empresa pública Fomentas, dependiente del área de Vivienda. Su concejala, Carmen Hernández, mantuvo ayer un encuentro con el personal contratado que recuperará su puesto cumpliendo así con el acuerdo judicial que mantenía con el Ayuntamiento teldense.

La vicealcaldesa dio la bienvenida a las educadoras y reiteró el agradecimiento municipal por el trabajo y la profesionalidad de la anterior etapa, además de animarlas a seguir demostrando el mismo compromiso con los niños y a aprovechar al máximo la formación que recibirán en los próximos meses, en pos de volver a colocar como referencia a la escuelas infantiles de la ciudad. Igualmente, Hernández subrayó la importancia de este servicio público, «tanto a la hora de compensar desigualdades sociales como de posibilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, pero especialmente desde el punto de vista educativo como herramienta de desarrollo para los menores de 0 a 3 años y como factor clave para luchar contra el fracaso escolar y el abandono prematuro», detalló.

La formación, que comenzó ayer y se extenderá aproximadamente hasta el próximo mes de junio, será impartida por una experta en educación infantil y estará dirigida no solo a las educadoras, sino también a todo el personal de los centros, familias y otros agentes, con el objetivo de crear conciencia de comunidad de aprendizaje. Este proceso estará orientado tanto a los aspectos normativos como metodológicos.

El Ayuntamiento informa que próximamente, a través de los canales de comunicación tanto del propio Consistorio como de Fomentas, se dará a conocer el procedimiento para aquellos interesados en formar parte del personal de las escuelas que aún resta por completar -antes de su cierre eran 54 los trabajadores-, así como las vías y plazos para que las familias puedan acceder a los procesos de admisión de matriculación de los niños.