La Rocha halla dos asteroides más

16/12/2018

El IES José Frugoni se ha tomado en serio al Gran Destructor, la hipotética roca que chocaría contra la Tierra. Hay millones en el espacio y hay que controlarlas. Este centro ya ha fichado a tres

Los científicos tienen claro que algún día, no se sabe cuándo, un asteroide volverá a impactar contra la Tierra. Es más, ya lo han hecho. Baste si no recordar el que borró de la faz del planeta a la mayor parte de los dinosaurios hace 65 millones de años. A esa hipotética roca que está por venir la llaman El Gran Destructor. Tiene nombre, pero ni saben cuál es ni dónde está. Podrá ser cualquiera de las millones que se estima que están orbitando en el llamado Cinturón de Asteroides, entre Marte y Júpiter. De ese volumen solo están identificados algo más de 780.000. Ficharlos a todos ayudará a salvar la Tierra. Y el IES José Frugoni Pérez ha vuelto a poner de su parte. Sus alumnos, que ya descubrieron uno en noviembre, siguen empeñados en hacer historia. Acaban de sacar de su escondrijo a dos más.

Su hallazgo ha sido fruto del trabajo del Club de Astronomía que este año montó en el instituto de La Rocha un profesor de Matemáticas, Carlos Morales, que es además miembro de la Agrupación Astronómica de Gran Canaria, el entusiasta colectivo que está detrás de todo este proyecto. Los organizó por grupos y los puso a participar en una campaña internacional que tienen en marcha dos universidades norteamericanas, la Hardin-Simmons y el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawai, para ayudar a definir bien las órbitas de los asteroides conocidos y descubrir nuevos.

Diplomas.

Y visto lo visto, está claro que el José Frugoni Pérez no se apuntó por apuntarse. En solo tres meses han hallado tres. Al P10IOXr le han sumado el P20JViT y el P20JV80. Pero, además, esta vez han dado un paso más. Uno lo descubrió, como el primero, un grupo de cuatro alumnos de 4º de la ESO, Álvaro Dámaso, Zuleima Barreto, Rita García y Javier Cabrera, pero el otro cayó fruto de la implicación de una familia, de un padre, Miguel Crispín, y de su hija Lucía, estudiante de segundo de la ESO. Así pues, este proyecto no solo está logrando llevar la astronomía, es decir, la ciencia, a las clases, sino también a los hogares.

Un avance así merecía de un reconocimiento público. A los del primer descubrimiento se les tributó en el centro. A los del segundo lo organizó la propia asociación, en un acto esta semana en su sede de Telde, en el Molino del Conde, en Los Llanos. El presidente del colectivo, Ángel Luis Marrero, y un representante de la Consejería de Educación, José Manuel Sánchez, fueron los encargados de entregarles los diplomas que les han hecho llegar estas dos universidades, todos ellos certificados por la NASA.

Marrero no pudo evitarles una confesión. Está celoso. «Llevo 30 años y muchas horas de vuelo de noches despejadas en la cumbre y no he descubierto ningún asteroide; ahora caen a pares». Los alumnos apuntan quizás a una clave: el trabajo en equipo. Ninguno se quiere apuntar el tanto. «Esto es de todos, cada uno aporta lo suyo», defiende Álvaro. Saben que tendrán el honor de ponerles un nombre, pero no lo han pensado. Y tampoco es que tuvieran antes gran afición a la astronomía, salvo Javier, que confiesa que ha pasado alguna madrugada viendo las estrellas con un tío suyo.

El método es sencillo. El profesor les manda por correo una secuencia de cuatro imágenes y ellos han de detectar qué puntos se han movido entre una y otra. Se ayudan de una aplicación, Astrométrica, que además les alerta de si el punto está o no identificado. Miguel, padre de Lucía, asegura que no hace falta ser un hacha en informática para participar, por lo que anima a otros padres. Y está encantado con la iniciativa. «Antes estudiábamos muchas cosas sin saber muy bien para qué servía; aquí, en cambio, lo aplican a la realidad».

Formación. Lo de este instituto era un proyecto piloto que ha cuajado y que ha animado a Educación a exportarlo a otros IES de Canarias. Sánchez avanzó que se activará a fines de enero y que participarán 10 de esta isla y 10 de Tenerife. Se formará al profesorado para que desarrollen este programa en sus centros.