La red que evitará inundaciones en Jinámar, lista a finales de mes

13/05/2019

Las obras desconectarán las tuberías de aguas pluviales y las de saneamiento en dos calles del Valle. El tramo en el que se actúa fue uno de los más afectados por las fuertes lluvias de 2015

Las obras de desconexión de las redes de aguas pluviales y de saneamiento que se están realizando en Jinámar para reducir el riesgo de inundaciones en épocas de lluvia concluirán a finales de este mes de mayo. Así lo anunciaron ayer la alcaldesa, Carmen Hernández, y el concejal de Saneamiento, Agustín Arencibia, después de haber visitado los trabajos días atrás. El proyecto se financia con fondos del Fdcan.

La regidora municipal y el edil constataron el buen ritmo de esta actuación, que consiste en la ejecución de una nueva conducción de saneamiento para que las anteriores redes funcionen únicamente para las aguas pluviales.

Cabe recordar que la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) Jinámar I se encarga de bombear gran parte de las aguas residuales generadas en la zona del Valle de Jinámar hacia la depuradora de Bocabarranco. Hasta ahora, al ser las redes de alcantarillado de naturaleza unitaria, la estación recibe gran caudal de aguas pluviales en época de lluvia, por lo que se provocan inundaciones.

Así las cosas, el Ayuntamiento está instalando una nueva conducción de saneamiento de PVC de 660 metros lineales que recorre longitudinalmente la calle Ídolo de Jinámar para desembocar en una red existente paralela al cauce del barranco. En esta vía existían dos redes paralelas bajo los acerados, una a cada lado de la vía, en las que se han condenado las acometidas de saneamiento para crear otras nuevas que conectan con la nueva conducción, derivando de esta manera todas las aguas negras a la nueva tubería y, al mismo tiempo, descargando ambas redes, que quedan solo para recoger las aguas de lluvia.

Este proyecto incluye además la ejecución de una nueva conducción de desagüe final de las aguas pluviales de polietileno corrugado de 210 metros lineales, que descargará las aguas al canal existente para tal fin en el cauce del barranco. En paralelo transcurrirá el final de la red de saneamiento nueva, para conectar a la red existente en el barranco, que a su vez desemboca en la EBAR Jinámar I.

Asimismo, esta actuación incluye una modificación puntual entre las redes de saneamiento y pluviales en Manuel Alemán Álamo, una calle cuyas aguas pluviales y de saneamiento llegan mezcladas actualmente a Ídolo de Jinámar. Con ello, se conseguirá independizar las aguas pluviales de las aguas negras, encauzando al mismo tiempo las primeras hacia la calle Ídolo de Jinámar y las segundas, por su parte, por la calle Manuel Alemán Álamo.

La alcaldesa, Carmen Hernández, recuerda que esta zona fue una de las más afectadas por las lluvias de octubre de 2015, una situación que se evitará en gran medida en el futuro con esta actuación. El presupuesto de ejecución es de 400.000 euros y el plazo es de nueve semanas.