Telde

La Fiscalía pide ahora ocho años de cárcel para Teresa Velázquez

13/02/2020

El Ministerio Público reduce a la mitad las solicitudes de prisión para los cuatro acusados de la macroestafa: Alexis Santana (seis años), Antonio Santana (tres) y José Luis Velázquez (dos).

Con su séptima sesión, ayer se dio por concluido el juicio por la macroestafa millonaria de Telde a falta de la resolución final. La Fiscalía, después de que tres de los cuatro acusados se declarasen culpables el 3 de febrero, reduce su petición de prisión a Teresa Velázquez, cabecilla de esta trama que dejó 84 denuncias, de 15 años y 14.400 euros de multa a ocho años y 4.800 euros. Además, su marido Alexis Santana pasa de estar expuesto a 12 años y 6 meses de cárcel y 12.000 euros de multa a seis años y 4.500 euros, mientras que el hermano de Teresa, José Luis Velázquez, ve reducida su petición de condena de seis años y 5.700 euros de multa a dos años de cárcel y 2.400 euros de multa. Por su parte, también se reduce la solicitud del abogado Antonio Santana de siete años de prisión y 6.000 euros de multa a tres años y tres meses y 2.400 euros.

Habiendo llegado a un acuerdo entre Teresa y sus familiares con el Ministerio Público, ayer la Fiscalía se centró en explicar los indicios que le han llevado a considerar al abogado de los acusados como parte activa de esta banda que delinquió más de 2,7 millones de euros. Un importe que la acusación también pide que sea restablecido por los procesados. «Entendemos que Antonio actuó conscientemente y con ánimo de lucrarse», expuso Teseida García, la fiscal del caso.

Para el Ministerio Fiscal, las reuniones que el letrado mantuvo con varios de los afectados suponen una prueba suficiente para demostrar su implicación. «Para que un abogado realice cualquier acción jurídica necesita una mínima información. Tuvo que sospechar al ver que varios clientes le reclamaron a Teresa, su representada, una cantidad de hasta 300.000 euros», amplía. Además, la fiscal sostiene que el hecho de que Antonio Santana trabajase de manera gratuita para Teresa en varias ocasiones en 2014 es una prueba más de su no inocencia.

En conclusión, el Ministerio Público considera que el letrado tuvo un papel de cómplice al entender que no era necesaria la figura del abogado para la estafa, pero la actuación del mismo facilitó el éxito del delito. «No hacía falta que hiciese nada. Su mera presencia y su currículum permitió la confianza de los estafados», concluyó la fiscal, quien también reduce la responsabilidad civil de Antonio a 450.000 euros, ya que considera que solo deben incluirse los afectados que tuvieron algún tipo de relación con este profesor universitario.

Ante algunas víctimas

Una familia que perdió su dinero al invertirlo en el negocio de Teresa presenció el juicio. «Me causaría pavor que Teresa solo cumpliese ocho años de cárcel. No tuvo reparos en estafar a una discapacitada», exclamó Víctor Machado, el abogado de esta familia.

La defensa del abogado insiste en su inocencia y pide la absolución

La defensa del abogado acusado insistió en la inocencia de su representado, por lo que espera «una sentencia absolutoria con condena para la acusación de las costas». «La Fiscalía miente en varios puntos. Antonio Santana fue una víctima más de Teresa. Si pudo estafar a políticos, abogados y banqueros, también pudo engañar a mi cliente», amplía el letrado. Además, recuerda que en un primer momento la propia policía no detuvo a Santana ni le investigó al considerar que no estaba al corriente de las tretas de Teresa y sus familiares. «Le utilizaron como escudo contra los clientes que más problemas estaban dando. Él intervino solo en la redacción de los contratos y ayudó a que varias víctimas recuperasen el dinero», insistió el abogado defensor.

Por su parte, Teresa Velázquez hizo uso de la última palabra para disculparse y pedir una tregua. «Lo siento por mi familia y las víctimas, pero no entiendo que Antonio y su abogado hagan tanta sangre. Trabajaré para ir pagando poco a poco lo que debo», prometió.