La Diócesis da ya el permiso para licitar la gestión de los cementerios

20/12/2018

La empresa que contrata a los sepultureros está en precario. La Junta de Gobierno aprobó también ayer un proyecto para rehabilitar el centro de Alzheimer, en La Pardilla, por 59.987 euros

La gestión por concesión de los dos cementerios de Telde por fin se ha desbloqueado. Tras meses de espera, la Diócesis de Canarias, que es la titular de los dos camposantos, el de San Juan y el de San Gregorio, ha dado permiso al Ayuntamiento de Telde para poder ceder a un tercero, es decir, a una empresa privada, las funciones de mantenimiento y los servicios de sepultura. La Junta de Gobierno Local aprobó este miércoles las condiciones del acuerdo alcanzado para esta autorización de carácter temporal y facultó a la alcaldesa o en quien ella delegue para rubricarlo.

Este trámite, una vez se culmine, permitirá al consistorio proceder a la licitación del servicio, que hasta ahora lo ha estado prestando en precario una empresa a la que se contrató de forma provisional. Tanto es así que sus facturas, por valor de casi 6.000 euros al mes, tienen que ser aprobadas en pleno a través de un expediente de reconocimiento extrajudicial de crédito para que luego puedan ser abonadas por la institución.

El edil de Cementerios, Agustín Arencibia, explicó que los pliegos del concurso ya están redactados hace tiempo, por lo que, salvado el escollo del permiso de la Diócesis, la normalización de la gestión de los cementerios está más cerca. Solo adelantó que la intención municipal es que la futura concesionaria del servicio asuma no solo el mantenimiento diario y las tareas de sepultura, sino también la gestión del cobro de las tasas por los nichos. A cambio, la empresa deberá abonar un canon al Ayuntamiento. Este último solo asumiría la ejecución de obras y las labores de jardinería.

En la misma sesión de la Junta de Gobierno de este miércoles se aprobó por urgencia el proyecto para la rehabilitación del centro de día para enfermos de Alzheimer, en La Pardilla, situado en las antiguas dependencias del colegio María Suárez de Fiol. Esta puesta al día exigirá una inversión de 59.987 euros, según informó el edil de Obras, Eloy Santana, que correrá a cargo del plan de inversiones financieramente sostenibles que promueve el Cabildo. Prevé que los trabajos no se prolonguen más allá de tres meses y explicó que, en esencia, consistirán en el arreglo de las humedades, la sustitución del pavimento, la dotación de unos sanitarios adaptados y la mejora de la accesibilidad de las instalaciones. También se reforzará el asfalto del exterior del complejo. Será ahora el Ayuntamiento el encargado de licitar las obras.

Además, la Junta aprobó hacer un pago parcial de 46.316 euros a la empresa de limpieza Hespérides en cumplimiento de una sentencia que ganó por impago de sus servicios en el mandato anterior. La cuantía global asciende a 133.970 euros más otros 97.612 de intereses. Igualmente se dio licencia a Disa para rehabilitar por 81.940 euros el talud de la esquina noroeste del polígono de Salinetas, y otra para demoler una nave en El Calero.