El juzgado declara el archivo provisional debido a la falta de pruebas

28/01/2018

El Juzgado de Instrucción número 3 de Telde ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa abierta para investigar la aparición de cinco perros muertos en una zona poco frecuentada del cauce del barranco Real de Telde, en febrero del año pasado. Ha sido por falta de pruebas.

El hallazgo de cinco cadáveres de perros en el cauce del barranco, en uno de sus tramos más angostos y profundos, provocó la alarma el pasado año. El descubrimiento lo hicieron senderistas que atravesaron esa zona, entre La Herradura y Valle de los Nueve, y quisieron denunciarlo públicamente. Dos de los cuerpos eran de una muerte reciente, pero también había otros tres que estaban ya en proceso de momificación.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil inició una investigación para dar con el o los autores y pudieron identificar al propietario de los canes. Sin embargo, la instrucción judicial no ha dado sus frutos y el magistrado Julio Wood, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Telde, ha decidido el sobreseimiento provisional por falta de pruebas, según confirmaron a este periódico fuentes judiciales. No se ha podido determinar que haya existido un delito de maltrato animal, que el Código Penal castiga con condenas que van desde los seis a los 18 meses de cárcel.

La macabra escena no es nada habitual en Canarias, debido a que fueron cinco los perros encontrados muertos en un mismo espacio. Por ese motivo, la noticia recorrió los medios de comunicación de todo el país y creo una ola de indignación.