«Fleje de gente te quiere pegar»

17/01/2020

Una compañera de la joven víctima de acoso escolar del IES Arnao le avisó de que le habían usurpado la identidad.

La joven víctima de acoso escolar en el IES Juan Pulido Castro se enteró por una compañera, quien también quería agredirle, de que se habían creado una cuenta de Instagram utilizando su nombre y fotos. «Alguien está enviando por ahí tu número y se está haciendo pasando por ti», le advierte la chica, quien le pregunta si tiene idea de quién puede ser el que esté usurpándole la identidad. Después, la madre del joven, que le cogió el móvil para tratar de descubrir qué es lo que estaba pasando, le confirma que su hijo no tiene Instagram, y es cuando la niña le desvela que «fleje gente te quiere pegar».

En ese momento comienzan los nervios y el miedo. El joven alumno de 1º de la ESO, sin haber hecho absolutamente nada, se ve en medio de una trifulca y amenazado por gente que apenas conoce al ser en su mayoría personas de otras clases y cursos. El culpable se dedicó a insultar a otras personas del centro para provocar un pleito sin razón de ser. «El martes ellos te van a pegar», confirma esta chica, que tras darse cuenta de la situación, parece que intenta ayudarlo informándole de todo lo que pasa.

Las capturas de pantalla de estas conversaciones, más otras en las que varios compañeros se meten con la víctima, fueron aportadas por la madre en la denuncia que presentó en la Policía Local. Pero a pesar de todas las pruebas, y de la intensa investigación de los agentes y la unidad de delitos tecnológicos, la Fiscalía de menores decidió archivar el caso al considerar que no se había justificado debidamente la perpetración del delito y al preferir evitar investigar a los implicados por ser menores de 14 años. «Parece que quieren que uno se tome la justicia por su mano», resuelve con frustración la progenitora, que recuerda que incluso la policía se quedó atónita al enterarse de la decisión de la justicia.

«Fleje de gente te quiere pegar»
Pintadas en el centro

Aún no se sabe si existe algún tipo de relación con este caso de abuso escolar, pero este jueves una de las paredes del patio interior del instituto apareció pintada con insultos hacia la directora. Tanto ella como la tutora de la víctima le aseguraron a la madre, en una reunión mantenida esta semana, que contaban con su apoyo. «Me aseguraron que vigilarían a mi hijo para que no sufriera represalias», explica la teldense. Estas pintadas han motivado la apertura de una investigación interna para descubrir a los autores.