Festejos promueve una hoguera ecológica para las sanjuaneras

20/05/2017

Si hay una imagen icónica de las fiestas de San Juan de Telde es la de su espectacular hoguera en el barranco Real. Alcanzaba proporciones de vértigo. Además, la tradición dictaba que cualquiera podía contribuir a la causa echando sus cosas al cauce. El problema es que echaban de todo. Este año Festejos quiere una hoguera ecológica.

En los días previos a la víspera de San Juan los ciudadanos iban pasando por el barranco para contribuir con sus desechos a la descomunal hoguera de Telde. Pero los había que aprovechaban la coyuntura para ahorrarse la visita al punto limpio y arrojaban a la festiva candela sillones, gomas de coche, lavadoras, televisores, planchas de uralita, garrafas de plástico y hasta botes con productos químicos. ¿La consecuencia? Que la tonga de residuos aseguraba el espectáculo, pero también el atentado medioambiental y obligaba entonces al Ayuntamiento a meter un tractor en el estercolero para apartar los residuos peligrosos. Este año Festejos quiere acabar con ese doble trabajo y evitar al máximo los riesgos para el medio ambiente, de ahí que promoverá una hoguera sostenible.

Juan Martel, responsable del departamento, explica que desde hace varias ediciones les estaban llegando advertencias de otras administraciones y hasta del Seprona respecto a los riesgos que se corría con una hoguera de tan grandes proporciones, muy próxima, además, a entornos urbanos, y en fechas donde, por lo general, ya empiezan a prohibirse las fogatas. Para colmo, la lumbre municipal, que arde, como es tradición, la noche del 23 de junio, se hacía a ras de suelo, por lo que todas esas cenizas acababan sobre el lecho del cauce durante meses.

Para lograr que en esta edición sea ecológica, de entrada, el Ayuntamiento pedirá a los ciudadanos que no arrojen nada a la hoguera. La tarea la asumirá en exclusiva la administración, que reducirá las dimensiones de la fogata, la levantará usando madera y otros materiales de combustión sostenibles y la aislará del lecho del barranco mediante una estructura similar a la que ya recurren para la quema de la Sardina en carnavales.