Los atascos de la GC-1, «un problema social»

19/01/2020

La plataforma ‘SOS GC-1 a su paso por Telde’ insiste en la necesidad de soluciones urgentes para aliviar el tráfico, sobre todo en el Calero y el Cruce de Melenara, y despolitizan su acción

Se han organizado para meter presión y conseguir unas soluciones que hace mucho que deberían haber llegado por parte de las instituciones. Están desesperados por el infierno que cada mañana les toca vivir en las zonas de El Calero y el Cruce de Melenara y, puesto que ni Cabildo ni Gobierno de Canarias realizan ningún avance, han elaborado una serie de propuestas para aliviar el tráfico en esta parte de la ciudad que ya han presentado al alcalde, Héctor Suárez, y que esperan poder mostrar a los otros dos entes de gobierno. Se trata de la plataforma ciudadana SOS GC-1 a su paso por Telde, formada por los directores de las cuatro instituciones públicas de El Calero (instituto, colegio, CAE y centro de salud), más un puñado de asociaciones de vecinos del barrio.

«Estoy seguro de que si tuviésemos que hacer una evacuación del centro, a los servicios de emergencias les costaría un mundo llegar», exclama Juan Francisco Padrón, director del IES El Calero. «Esto por la mañana es un caos, y por la tarde lo mismo. Estamos limitados por la rotonda de los luchadores, la gasolinera... Y solo tenemos dos opciones de acceso a la GC-1», detalla, lo que provoca que profesores, trabajadores, alumnos y pacientes lleguen continuamente tarde a sus citas y obligaciones.

«Es algo que nos incumbe a todos los que tenemos entrada y salida a la pista», explica Padrón. Por eso tiene intención de acercarse a Las Huesas, Melenara, La Garita, Ojos de Garza y El Goro e invitarles a que se unan a la causa. «Estamos metidos en una caja de fósforos y cualquier día puede pasar algo», advierte.

Juan Francisco pone como modelo a seguir el scalectrix de Vecindario para que el tráfico pueda fluir mejor y permita la entrada y salida a la autovía sin complicaciones. Aunque entre las soluciones por las que aboga la plataforma está la implementación de un carril Bus-Vao. «Aunque se atasque el tráfico, el transporte público tiene que funcionar siempre. Si lo logramos, seremos muchos los que optemos por la guagua en vez de por los coches. Además, contaminaríamos menos», razona Padrón, quien también pide una ampliación de los carriles y que se mejore la seguridad de los transeúntes. «Nos ahogamos, no podemos esperar por el tren», concluye.

Ni CC, ni NC, ni PP

«Recogemos firmas para hacer palpable la necesidad, que para eso elegimos a nuestros representantes. Da igual las siglas, es un problema social que no debe usarse como arma arrojadiza», comenta con atino, instando a las instituciones a que dejen de echarse culpas y trabajen por dar soluciones.