El colegio Príncipe de Asturias, en riesgo por cascotes y ahora sin luz

03/04/2019

El suministro ya falló el lunes en parte del centro, pero ayer lo dejó a oscuras. La avería está en un cable subterráneo mordido por ratas. La segunda planta se quedó sin agua al no funcionar el hidro

El colegio Príncipe de Asturias, en Melenara, suma otro achaque a su larga lista de deficiencias. Está acordonado por riesgo de caída de cascotes, las clases de Infantil están clausuradas también por problemas de desprendimientos, sus alumnos han sido reubicados en aulas improvisadas y, encima, ahora, se queda sin luz. Ya el lunes se vio sin suministro eléctrico la mitad del centro, pero este martes la avería lo dejó completamente sin luz. Alumnos y profesores trabajaron a oscuras. Y así seguirán hoy. El Ayuntamiento informó de que el fallo está localizado, pero no pudo garantizar cuándo quedará resuelto.

Por lo pronto, el AMPA del colegio ha hecho llegar su malestar. Su presidenta, María Rodríguez, fue contundente. «Estamos hartos de la dejación del Ayuntamiento, hasta aquí hemos llegado», afirmó. Para colmo, el agua de abasto llega con poca fuerza y el centro recurre a un hidro para hacerla llegar hasta la segunda planta, por lo que ayer los baños de la parte alta estaban inoperativos. Los 400 alumnos del centro compartieron los mismos aseos, los de la primera planta. Hubo niños, los más pequeños, según testimonios de algunas madres, que no querían entrar por miedo. «Los veían oscuros».

La concejal de Educación, Marta Hernández, explicó que la avería se ha producido en el cable por el que entra el suministro eléctrico al colegio, una conducción subterránea, situada en uno de los jardines y que ha sido mordida por las ratas. Subrayó que el Ayuntamiento trabaja en la solución del problema desde el mismo lunes y que, una vez localizado el fallo, ahora los operarios municipales están haciendo acopio del material necesario para acometer la reparación. Eso sí, esta vez, para evitar que se repita la incidencia, dijo que tratarán de tender el cable por otro sitio. Hoy seguirán en la tarea, pero la edil no pudo asegurar este martes si la avería quedará arreglada esta mañana.

«Con platos de plástico»

Las afecciones por el corte de suministro no se quedaron ahí. Al no tener luz, no funciona el lavavajillas, por lo que ayer los niños que almuerzan en el comedor tuvieron que usar platos, vasos y cubiertos de plástico, como si estuvieran en un pinnic. Al menos sí puso servírseles el menú previsto. El catering apuró los tiempos para traer la comida casi a punto para servirla y lograr así que estuviera caliente.

«La situación de este colegio ya es tercermundista, y ni Educación del Gobierno canario ni el Ayuntamiento hacen nada, solo se tiran la pelota», se quejaba ayer María Rodríguez, presidenta del AMPA. Mientras, el Grupo Centrista Canario le exigió a la alcaldesa que urja a aprobar un plan de intervención urgente en el centro.